PARLAMENTARIOS EN MISA Y REPICANDO

Miércoles, 29 abril, 2015

La empresa de la que han cobrado el señor Trillo y Martínez-Pujalte estaba dedicada a las obras públicas, y digo yo que en alguna ocasión tuvo que producirse un conflicto de intereses.

Les invito a ver la serie de TV danesa “Borgen”. Trata de un Gobierno de ese país presidido por una mujer que lo hace en minoría y que ha de intentar la gobernación del mismo negociando continuamente con los grupos de la oposición que forman parte de su ejecutivo. La serie es fiel reflejo—está magníficamente hecha—de la manera de entender los daneses el servicio público y su relación con los medios de comunicación. La libertad que los periodistas tienen para informar y el respeto que los mandatarios muestran para con esta profesión, con su total disposición a dar explicaciones.

El primer capítulo ya nos produce una cierta envidia cuando vemos como el primer ministro, en ese momento, ha de presentar su dimisión irrevocable por haber pagado un bolso de su mujer con la tarjeta oficial al no llevar en ese momento la particular. Y lo hacia con la intención de reintegrar ese dinero pero como fue descubierto antes de que lo hubiese podido hacer se vio obligado a presentar su dimisión porque el escándalo en su país fue mayúsculo. Que cosas, pensarán algunos, por el pago de un bolso con su tarjeta—prohibido acordarse de las Black de marras—se produce una crisis de Gobierno. Pues bien, la primera ministra que le sustituye ve como su matrimonio se va al garete porque no le permite al marido–un profesor de Universidad muy prestigioso —aceptar la oferta de dirigir una empresa que podría tener relaciones con el Gobierno danés. Vamos, como aquí.

TRILLO Y MARTINEZ PUJALTECréanme, ver esta serie es muy ilustrativo de cómo se entiende el ejercicio de la política en otros países y compararlo con la manera en que lo entendemos aquí es aterrador. No, en Dinamarca, y en otros muchos estados, seria imposible que ocurriese lo sucedido aquí con, pongamos por caso—los ejemplos podrían ser infinitos—los parlamentarios españoles Federico Trillo, ahora embajador de España en Reino Unido, y Martínez Pujalte. Esos parlamentarios que, al parecer, se tomaban algunos cafés con directivos de una importante constructora para asesorarles verbalmente sobre, se supone, los más variados asuntos. Y verán, no dudamos de que ese asesoramiento fuese legal pero fíjense si no será ético que hasta el señor Pujalte, en una radio de ámbito nacional, no se atrevió a decir que lo fuese ante la pregunta de la periodista Pepa Bueno que le insistía en ello. El señor Pujalte solo acertó a decir que era legal. No, no osó decir que también fuese ético–esa parte de la filosofía, que trata de la moral de los actos humanos, que permite calificarlos como buenos o malos–, por lo que es fácil preguntarse ¿Si no es ético como puede hacer algo un ciudadano que debería de dar ejemplo? ¿Si no es ético como es posible que un Parlamento pueda conceder la compatibilidad que permita hacerlo? No, no es fácil entender para este pueblo, dispuesto a entenderlo todo, que los padres de la Patria puedan compatibilizar sus tareas parlamentarias con actividades que chocan frontalmente con la ética y el buen gusto porque de ninguna de las manera puede ser ético que un parlamentario pueda cobrar de una empresa que tiene intereses en los temas de los que ha de pronunciarse ese parlamentario, incluso votar sobre ellos. Votar e influir en la toma de decisiones en el ámbito parlamentario. Porque sí, la empresa de la que ha cobrado el señor Trillo y Martínez-Pujalte estaba dedicada a la obras publicas y digo yo que en alguna ocasión tuvo que producirse un conflicto de intereses.

Sobre este tema el candidato a la presidencia de la Comunidad por el PP, Pedro Antonio Sánchez, considera que son suficientes las declaraciones de Vicente Martínez Pujalte porque “ha explicado al detalle y con documentación” el tema. Pues mire no, explicarlo al detalle sí, con documentación ninguna porque, al parecer, el tipo de asesoramente era un tanto sui-géneris.


DEMAGOGIA Y POLITIQUEO

Jueves, 23 abril, 2015

Les aseguro que a la mayoría de los ciudadanos les importa un comino si la plaza se llama Ortega Cano o no, porque sus problemas son mucho más importantes.

ORTEGA CANONo se puede gobernar pensando en los votos porque se termina tomando decisiones para conseguir el aplauso de la demagogia. Y un mucho de esto ocurre con la retirada del nombre del torero Ortega Cano a una plaza de Murcia. No, la ciudad de Murcia ya no tendrá una plaza dedicada al torero cartagenero José Ortega Cano, después de que el Ayuntamiento, a petición de UPyD, decidiera sustituir el nombre. Decisión que se ha tomado tras su aprobación en la Comisión para la Denominación de Calles. Al parecer, el cambio de denominación forma parte de la iniciativa de UPyD en la que se exige la revisión del callejero municipal para proceder a la retirada y sustitución por otra denominación de todas aquellas plazas, nombres, títulos, calles, placas, esculturas u otros elementos conmemorativos, así como espacios y edificios públicos en los que figuren los nombres y apellidos de “personas condenadas por delitos penales con sentencia firme”.

Y el matiz es muy importante porque claro, los nombres de golpistas del 36 que continúan habitando en algunas calles de Murcia, y en la mayoría de los pueblos de la Región, no han de ser objeto de revisión, según la lectura del texto de UPyD, porque no fueron juzgados, ni condenados en sentencia firme y nunca lo serán. Es decir, se revisa el nombre de Ortega Cano, que si, que fue un delito de imprudencia y lo tiene que pagar, y lo está pagando con la cárcel, pero que algunos se pongan tan estupendos con esto y olviden muchas otras cosas nos da la medida de la hipocresía de una sociedad perdida en lo superficial y tan carente de lo sustancial.

RUBEN JUAN SERNAEl candidato a la alcaldía del ayuntamiento de Murcia y portavoz de UPyD, Rubén Juan Serna, ha declarado al respeto que existen motivos para la satisfacción porque “el Ayuntamiento debe dar un ejemplo y no tolerar que existan este tipo de homenajes a personas condenadas y que no son ejemplo para la sociedad”. Pues mire, le aseguro que a la mayoría de los ciudadanos les importa un comino si la plaza se llama Ortega Cano o no, porque sus problemas son mucho más importantes. Y desde luego, de los Administradores públicos se esperan algunos otros ejemplos que no se dan, pero dicho esto, yo no pienso que UPyD se haya pasado en su denuncia, en absoluto, está siendo fiel a su decisión de recurrir cualquier cosa que este relacionada con la corrupción, y me parece muy bien, entre otras cosas porque, gracias a su denuncia, el señor Rato está siendo investigado de manera concienzuda, pero aquí, el problema está en al Ayuntamiento. Un ayuntamiento que ha tenido menos diligencia para quitar nombres de otros personajes mucho más rechazables que el señor Ortega Cano.

Siempre me gustó Nueva York, donde las calles nos hablan de la 5º con la 6º o la 8º con la 9º, que evita muchas disquisiciones. Y, por otra parte, siempre pensé que los nombres de las calles deberían de recordarnos a esos personajes, ya desaparecidos, que ennoblecieron la ciudad: escritores, pintores y otros ilustres por el estilo—prohibidos los políticos– y muertos sí, porque si son vivos y tal y como está el panorama corremos el riesgo de que sus acciones nos hagan revisar el honor. Si la distinción es a un fallecido ya se conocen sus bondades y el paso del tiempo no empaña su memoria.

Sinceramente, se hace difícil comprender que el Ayuntamiento de Murcia, sus concejales, no tenga otras cosas más importantes de las que preocuparse. Porque que sepan ustedes que la decisión ha sido tomada por unanimidad de todos los representantes de los partidos presentes en la Comisión para la Denominación de Calles del ayuntamiento de Murcia: PP, PSOE, IU y UPyD, pero miren por donde, se les olvidó hablar de otros nombres. Lo que son las cosas.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 21-4-2015

Y RAJOY DE VACACIONES

Martes, 14 abril, 2015

Los ciudadanos a quienes nos preocupa el independentismo catalán difícilmente podemos estar tranquilos con la manera de actuar del Gobierno de Rajoy en este asunto.

 

PARALMENT CATALUNYAEl 6 de octubre de 1934 tuvo lugar en Barcelona la proclamación del Estado Catalán dentro de la República Federal Española por parte del presidente de la Generalidad de Cataluña, Lluís Companys, con las consecuencias que todos conocemos. Pues bien, como ustedes saben, hace unos días partidos y entidades catalanas firmaban un preacuerdo al que ellos llaman “hoja de ruta unitaria del proceso soberanistas catalán”, que era firmado por CDC-Reagrupament; ERC; ANC; Òmnium Cultural, y la AMI, en el que se prevé que si en las próximas elecciones se imponen los partidos independentistas se proclame en 18 meses un nuevo Estado o República Catalana.

Esto, en otro país, hubiese hecho saltar todas las alarmas porque, en ese escrito al que el Gobierno y su presidente Rajoy parecen no haber dado importancia—se fue de vacaciones de Semana Santa tan tranquilamente—se establece que si ganasen las elecciones los independentistas el 27 de septiembre, lo primero que debería hacer el Parlament es una declaración que marque el inicio del proceso “hacia la proclamación de un nuevo Estado”. Esencia de un documento que hubiese necesitado, que necesitaría, una respuesta del Gobierno que vaya más allá de las palabras rebuscadas y faltas de contenido del presidente Mariano Rajoy que se limitó a decir que “ningún gobierno de España va a autorizar la ruptura de la soberanía nacional” y que, “mi Gobierno va a seguir trabajando por la concordia y por poner en valor un proceso de cooperación común que ha sido extremadamente valioso para España y para Cataluña”, entre otras obviedades por el estilo. Y dicho esto, se fue de vacaciones a Doñana. Pero ha regresado de las mismas, han pasado los días y continúa el silencio sobre un asunto que exige otras reacciones por parte del ejecutivo y de los poderes públicos.

Los ciudadanos a los que preocupa el tema catalán, a los que nos preocupa, difícilmente podemos estar tranquilos con la manera de actuar del Gobierno en este tema, la esperanza que nos queda, para que el mismo no termine estallando, es que se imponga la sensatez del pueblo catalán que, al parecer, este reflexionando al respecto, tal y como reflejan los estudios publicados por el Centre d’Estudis d’Opinió, CEO, catalán, donde los datos de su primer barómetro del 2015, han debido de dejar muy preocupado al independentismo porque en ese estudio la suma de CiU y ERC, que ahora es de 71 diputados, retrocede hasta 61-63. No alcanzan la mayoría absoluta –68 escaños– y los votos sumados se quedan en el 38,4%. Y, por otra parte, el 54,4% de los encuestados no se siente independentista frente al 42,4%, que sí. Una ventaja de 12 puntos del no independentismo cuando a finales del 2014 la misma encuesta daba un 48,5% de no independentistas y un 49,1 de independentistas. Es decir, la deriva independentista del señor Mas y Junqueras se va desinflando, pero la tibieza del Gobierno español, ante este grave suceso, continua siendo digna de estudio.

MAS Y JONQUERASComo digno de estudio es el comportamiento ante el reto soberanista de Mas y Jonqueras porque, aunque el documento hecho publico en el que se habla de independencia, de constitución catalana, de referéndum independentista y no se cuantas cosas más, todo eso en un tiempo record de dieciocho meses, ha sido hecho público con la firma de los secretarios generales de CDC y ERC –Josep Rull y Marta Rovira– , lo cierto es que se ha publicado sin rueda de prensa conjunta de los grandes lideres Y claro, conociendo la megalomanía de ambos a la hora de organizar sus actos públicos, plenos de teatralidad y rimbombancia— no olvidemos lo que escribió George Orwell, “El nacionalismo es hambre de poder atemperada por el auto engaño”–, la falta de ruido del ultimo acto pone de relieve que no deseaban una comparecencia pública. Pero ahí está el documento y Rajoy transmitiendo la sensación de continuar de vacaciones.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 14-4-2015

SIN MÚSICA, SIN FILOSOFÍA, SIN ALMA

Jueves, 9 abril, 2015

 

ENSEÑAR A PENSARSiempre se pone de ejemplo el sistema educativo finlandés– considerado como el mejor de los evaluados por el informe PISA–, porque se ha demostrado que es uno de los más efectivos. Y en eso tendrá mucho que ver la estabilidad del sistema porque en Finlandia la educación es uno de los temas sobre el que existe total consenso político ya que todos los partidos hace tiempo que comprendieron su importancia. Consenso que ha logrado que el sistema educativo del país alcance estabilidad lo que permite que se desarrolle sin sobresaltos y con grandes resultados educativos. Por el contrario, nuestro país, España, ha sufrido importantes cambios en su sistema educativo, dependiendo del partido que gobierne, porque hemos sido incapaces de ponernos de acuerdo en algo tan importante para el funcionamiento de la sociedad. Cambios que se han venido centrando en el aspecto ideológico más que en el educativo porque nunca fuimos capaces de alcanzar el necesario consenso para conseguir el imprescindible gran pacto en educación que la sociedad está demandando. Un pacto que consiga dotar de estabilidad al sistema educativo.

Pues bien, en esta incesante búsqueda de no se qué, por no se qué motivos, se encuentran todas las comunidades autónomas, y la nuestra no ha querido ser menos. Así es que, en base a una rentabilidad que no acertamos a entender, en educación, la Ley de Calidad para la Región—un poco pretencioso el nombrecito– ha establecido que los estudiantes de primer ciclo de Secundaria, por ejemplo, vean reducidas sus horas lectivas en las enseñanzas de Música y Artes Plásticas de forma obligatoria. Este recorte es similar en el resto de cursos y en Bachillerato, donde también pierde peso como obligatoria la Filosofía. Sí, la Filosofía también o, lo que es igual, el estudio de una variedad de problemas fundamentales acerca de cuestiones como la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente y el lenguaje

Es decir, queremos hacer una sociedad en la que a los jóvenes se les limite la capacidad de pensar, de sentir, de emocionarse y sin esa capacidad es difícil alcanzar otros logros, pero la pérdida de horas de clase obligatorias de esas materias se contempla en los nuevos currículos que la Consejería de Educación ha elaborado con el pretexto de dedicar el 70% del horario lectivo a las “materias básicas”, según la Consejería de Educación. Es decir, están perdiendo peso en los nuevos planes de estudio, para Secundaria y Bachillerato, fundamentalmente Música, Plásticas y Filosofía, y una sociedad no debería de prescindir de las asignaturas que hacen pensar y sentir al individuo, aunque quizás es lo que se pretenda.

Nos consta que los profesores de las asignaturas que pierden peso en los nuevos planes de estudio para Secundaria y Bachillerato, no cesan en su empeño de hacer reflexionar a los responsables de tamaño despropósito “Seguimos considerando que la pérdida de la Historia de la Filosofía para el conjunto de alumnos empobrece el conocimiento de nuestra propia identidad cultural occidental y limita una formación integral que sirva para afianzar la madurez personal del alumno”.

ANGEL GABILONDONo, no puede concebirse un plan de estudio coherente si no se establece un equilibrio entre las disciplinas artísticas, humanísticas y científicas. Países como Francia o Finlandia imparten Filosofía—incentivan la capacidad de reflexionar–desde educación primaria y son países tan por encima de nosotros en resultado escolar que nos produce rubor. Ángel Gabilondo, catedrático de Metafísica en la Universidad Autónoma nos dice que: “La filosofía es determinante para impulsar el camino hacia un pensamiento crítico, racional y razonable”, y de esto tenemos muchas carencias.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 7-4-2015

A %d blogueros les gusta esto: