EDUCAR EN VALORES DE IGUALDAD

Martes, 28 octubre, 2014

Hace unos días veíamos unas imágenes, en los informativos de todas las televisiones, que nos helaron la sangre. En las mismas, miembros del grupo radical Estado Islámico (ISIS) lapidaban a una joven en la provincia de Hama, en el centro de Siria, acusada de adulterio. En la grabación aparecía también el padre de la mujer que, al parecer, era el que más animaba a su lapidación en nombre de Alá, y que hacia oídos sordos a las suplicas de su hija que le pedía clemencia mientras era introducida en un hoyo cavado en la tierra y los combatientes de ISIS le lanzaban piedras hasta provocar su muerte. Inevitable sentir una mezcla de indignación y de repulsa, de rabia y de agradecimiento por vivir en una sociedad civilizada que no permitiría que esas barbaridades ocurrieran.

A los pocos días, LA OPINION titulaba en primera página APEDREAN E INSULTAN EN PLENA CALLE A DOS JOVENES HOMOSEXUALES EN CARAVACA. Ciertamente la noticia daba para esa primera página y para que a través de un artículo de opinión también reflexionemos sobre esta barbarie y sobre la similitud; salvando las distancias, entre un hecho y otro. Porque si la mujer árabe era lapidada por un supuesto adulterio, en Caravaca de la Cruz dos jóvenes, de 17 años de edad, fueron apedreados e insultados a la salida del centro educativo donde cursan sus estudios de secundaria, por tres compañeros de instituto, de la misma edad, que al grito de maricón, bollera y anormales comenzaron a tirarles piedras alcanzando una de ellas a la joven, que por unos minutos perdió el conocimiento, siendo atendida en la calle por varios transeúntes que acudieron a socorrerla.

Son dos hechos que reflejan la barbarie que el ser humano puede atesorar cuando se juntan la ignorancia y la intransigencia. Una mezcla peligrosa que puede llevar, como en ambos casos, a la agresión física en nombre de no se sabe que buenas costumbres.

EDUCACION PARA LA CIUDADANIAEsta incalificable muestra de intolerancia y violencia nos hace preguntarnos que formación estamos dando a los jóvenes que mañana han de dirigir este país. Que les estamos enseñando en las aulas, porque una sociedad es el reflejo de las enseñanzas que reciben en los colegios, en los institutos. El Consejo de Europa en el año 2002, pregonaba que la educación para la ciudadanía democrática era esencial para la misión principal del Consejo, como era promover una sociedad libre, tolerante y justa, además de contribuir a la defensa de los valores y los principios de libertad, pluralismo, derechos humanos y Estado de Derecho, que constituyen los fundamentos de la democracia. Para ello recomendaba a los Gobiernos de los Estados miembros que hicieran de la educación para la ciudadanía democrática un objetivo prioritario de las políticas y reformas educativas.

EDUCACION PARA LA CIUDADANIAPues bien, Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos es el nombre que recibió una asignatura diseñada para el último ciclo de la Educación Primaria y toda la Educación Secundaria en España por el gobierno de Rodríguez Zapatero y que fue aprobada por el Parlamento Español. Consistía en la enseñanza de los valores democráticos y constitucionales teniendo como objetivo favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad, la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos con criterio propio, respetuosos, participativos y solidarios, que conozcan sus derechos, asuman sus deberes y desarrollen hábitos cívicos para que puedan ejercer la ciudadanía de forma eficaz y responsable. El Gobierno del PP decidió que esta asignatura sobraba. Lo de Caravaca nos dice que continúa siendo muy necesaria, en una sociedad tendente a menospreciar los valores de la igualdad.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 28-10-2014

JUSTICIA Y PRECISIÓN EN EL LENGUAJE

Miércoles, 22 octubre, 2014

La RAE, que es muy puntillosa con esto de definir exactamente el sentido de las palabras, hace una distinción entre “administrar justicia” y “hacer justicia”, términos que a los legos en la materia les puede parecer iguales pero que los encargados de impartir justicia distinguen muy bien.

Aparente confusión que nos da una idea de lo difícil que debe de ser eso de distribuir con equidad la justicia y que los profanos en la materia lo entiendan, porque creo que es muy importante que los que no forman parte de ese mundo sean capaces de comprender el porqué de las resoluciones judiciales porque, si no es así, queda en el ambiente la sensación de que ni todas las leyes son justas, ni todas las resoluciones tienen un fundamento lógico.

PILAR MEGIAAlgo así está ocurriendo con lo dictado por el Juzgado de Instrucción número 8 de Murcia, que dirige el Juez David Castillejos, y que investiga el caso Umbra sobre presunta corrupción urbanística en la zona de expansión, al norte de la capital, que ha decidido retirar la imputación que pesaba sobre la exconcejala de Urbanismo Pilar Megía. En uno de los considerandos resalta que la exregidora no tiene especiales conocimientos en gestión urbanística.

Ni entro en la resolución del juez; faltaría más. No discutiré el contenido de la sentencia; hasta ahí podíamos llegar, pero lo que si creo es que los magistrados deberían de ser muy cuidadosos con las redacciones de sus resoluciones porque tenemos un idioma muy rico, con muchos sinónimos y antónimos, que queriendo decir lo mismo suena de manera distinta y quizás la búsqueda de un lenguaje más preciso evitaría el escándalo, porque de escándalo podemos calificar que se retire la imputación a una acusada porque, al parecer, es licenciada en otras materias distintas a las que gestiona.

ALCALDE DE MURCIAEs cierto que los considerandos no hablan solo de esto, también se refieren, y esto es lo que a nosotros nos parece lo más sustancial, a que la señora Megías llegó a Urbanismo del Ayuntamiento de Murcia tiempo después de que se cerrase el convenio de Nueva Condomina. Pero miren por donde, lo primero es lo que se queda en el ánimo de los ciudadanos porque, lógicamente, es lo que ha quedado reflejado en los medios de comunicación y porque es lo que chirría sobremanera, lo que escandaliza un poco, o un mucho. Por esa razón, todos los políticos, todos los que se dedican a la gestión pública, no podrían ser otra cosa que no fuese abogados o economistas, que se supone son los que atesoran conocimientos legislativos y económicos. Fuera otras cualificaciones profesionales. Y de esto se aprovecha y con toda la razón del mundo, José María Caballero, el abogado de otro de los imputados, el alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, que dice que “si Megías es bióloga y queda exculpada, ¿por qué no debe de estarlo Cámara, que es químico de formación? Claro que al abogado, que demuestra una gran rapidez de reflejos pero una cierta capacidad de olvido, no dice que mientras que la señora Megías, como queda reflejado en el auto y como apuntamos antes, llega a su responsabilidad urbanística después de que se cerrase el mencionado convenio de Nueva Condomina—difícilmente pudo influir en el mismo–, el alcalde, como bien manifiesta el fiscal, llegó a la alcaldía a medidos de los 90 y es al que se le supone el conocimiento suficiente para firmar convenios de tanta trascendencia urbanística.

A mi no me hace feliz que supuestos servidores públicos estén encausados en procesos que deberían ruborizarnos a todos, a ellos los primeros. Y no me hace feliz porque no es posible sentirse cómoda en una sociedad en la que la corrupción ocupa un lugar preferente en las conversaciones de los ciudadanos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 21-10-2014

MURCIA RESPETA SU MEMORIA

Miércoles, 15 octubre, 2014

 

CAMPILLO IIHace unos días circulaba por la avenida Príncipe de Asturias, de Murcia, y a la altura del parque escultórico que esta ciudad dedica al artista, Antonio Campillo, me sentí impulsada a aparcar el coche y visitarlo de nuevo ante el gran número de turistas japoneses que lo estaban visitando y que llamaron mi atención. Máquinas de fotos que actuaban de manera incansable y caras de admiración ante la obra de un escultor al que tanta debemos. El guía les explicaba en inglés todo lo que significaba aquello que estaban contemplando: La Cansera, La Cigarra, La Pechugona, Desafiando al viento, Saltando la comba, La Danza, La Garza y otras obras dedicadas a la maternidad, la siembra, el bordado, los frutos de la vida, la anunciación y el atardecer, entre otros temas que eligió Campillo para estas piezas, fundidas en bronce, que hacen de este lugar un sitio de especial atracción para los visitantes de esta ciudad.

Y me di cuenta de lo importante que es para todos los murcianos, para los que disfrutamos de la vida en Murcia, que esta ciudad se encuentre entre las pocas que pueden ofrecer un parque escultórico de la importancia del dedicado a Campillo. No solo se ha convertido en uno de los grandes atractivos turísticos de la Región, también sirve para que permanezca en nuestra memoria la obra de un hombre que dedicó su vida a la creación artística y que soñaba con que sus obras, producto de un ingenio inacabable, formasen parte del paisaje urbano de la tierra que le vio nacer. Porque gracias a este parque y gracias al hueco que sus esculturas encontraron en el Museo Salzillo, las creaciones de Campillo se presentan al alcance de los murcianos que quieran contemplar, vivir, disfrutar de su obra.

CAMPILLO IIIViendo a los turistas orientales con su cámaras, con su entusiasmo indisimulado por la belleza de las esculturas, no pude por menos de reflexionar sobre la importancia que para la conservación de su memoria ha adquirido la fundación que lleva su nombre. Un grupo de hombres y mujeres, que como patronos de la fundación, dedican todo su entusiasmo a que su figura permanezca en la memoria de esta ciudad. Y así, recordando los cinco años de su fallecimiento, impulsaron una serie de actividades que van, desde la publicación del libro Parque Escultórico Antonio Campillo, escrito por Antonio Soler con prologo de Clemente García, hasta una extraordinaria exposición en el Almudí con una excepcional muestra de autores de vanguardia conectados de alguna manera con el pintor y escultor murciano, pasando por diversos homenajes de instituciones, destacando de entre ellos el ofrecido por la Fundación Pedro Cano, de Blanca, hasta la magna exposición que tendrá como marco una de las tres naves de la Catedral de Granada, una de las obras cumbres del Renacimiento español, como marco insuperable que engrandecerá más aún, si esto es posible, la obra del artista murciano.

La exposición en Granada será inaugurada el día ocho del próximo mes de noviembre y se clausurará el seis de enero. Un largo tiempo en el que los granadinos, y los miles de turistas que visitan su catedral, tendrán una oportunidad única de admirar la obra del maestro que, esté donde esté, se sentirá orgulloso de haber dejado aquí una institución como la Fundación Antonio Campillo encargada de mostrar que el maestro de la Era Alta no fue, no es, un escultor más, porque Campillo trasciende como artista, va más allá del tiempo y la fundación hace posible ese trascender poniendo a disposición de los murcianos, del visitante, la posibilidad de observarlo y disfrutar la obra de un tallista al que el transcurrir de la vida no le hace perder interés porque su obra es de una rabiosa actualidad. Las ciudades se hacen grandes respetando su memoria, manteniendo vivo el recuerdo de aquellos que le dieron importancia y Murcia se hace más grande con el parque escultórico de la avenida Príncipe de Asturias.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 14-10-2014

DIFICIL DE COMPRENDER

Viernes, 10 octubre, 2014

TODO MÁS CARO

No es necesario recurrir a la RAE para definir el término Gobernar, porque el sentido común nos dice que gobernar debe de ser procurar el bien común. Gobernar debe de ser luchar para que los ciudadanos sobre los que se decide gocen de derechos y libertades. Gobernar tiene que ser conseguir para los habitantes del país que se administra las mejores condiciones de vida y gobernar, en definitiva, debería de ser lograr para los ciudadanos precios razonables en los servicios básicos porque, pertenecer a la UE, estar encabezando el número de parados, contar con los sueldos más bajos y que el ciudadano pague más que nadie en telefonía Mobil, luz , carburantes y televisión por cable, entre otras menudencias, no tiene mucho sentido, a no ser que se sea completamente incapaz para manejar el barco.

II ELECTRICIDADPor ejemplo: los gobernantes de Alemania, Francia, Bélgica, Portugal, entre otros muchos países europeos, han conseguido que sus carburantes sean más baratos que en España, que su televisión por cable sea más barata que en España y, en el colmo del despropósito, España se ha situado como el cuarto país de la unión europea que paga más cara la telefonía Mobil. Sí, España continua a la cabeza de los países más caros en el mercado de las telecomunicaciones como demuestra un informe de la Comisión Europea que no hace más que confirmar lo que ya sabíamos, que ocupamos el cuarto puesto entre los países de la UE donde la telefonía móvil resulta más cara, sólo superado por los que forman el Benelux–Bélgica, Holanda y Luxemburgo–, que como es bueno recordar, gozan de un poder adquisitivo muy superior al nuestro.

Según el documento de la Comisión, que analiza datos de los 27 países, cada español gasta 13,3 céntimos por minuto de voz, mientras que los alemanes pagan 8,8 céntimos y los italianos 6,9 céntimos por minuto. Y llueve sobre mojado porque no es la primera vez que España sale mal parada en una comparativa europea sobre telecomunicaciones, como ya se puso de manifiesto en la ofrecida por Ofcom, en abril de 2013, donde España aparecía como el país más caro en Europa en todos los rangos de velocidades de banda ancha. El informe hablaba de que las conexiones a 30 Mb/s más baratas aquí eran hasta un 50% más caras que en Reino Unido.

MPVILEs cierto que las asociaciones de usuarios llevan tiempo denunciando esta situación de precios desorbitados y malas conexiones, pero es cierto también que nuestro Gobierno parece hacer oíos sordos a todo esto, sin pestañear por datos como el que hace poco ofrecía Facua en las que venia a decir que “es sorprendente que en España las compañías de telefonía móvil ingresen 229 euros por cada español, 34 euros más que la media europea, lo que significa que las empresas se están beneficiando de unos mayores precios en un país con los peores niveles económicos del continente”.

Si tenemos en cuenta que España posee el dudoso honor de encabezar la estadística europea del paro– con más del 24%, de los ciudadanos a verlas venir– y que los sueldos se encuentran, también, entre los más bajos de la UE es de difícil comprensión que nos encontremos entre los que más han de pagar por servicios considerados básicos, como por ejemplo la luz: según datos de Facua-Consumidores en Acción, el recibo de la luz cuesta un 19% más que en enero.

Maquiavelo, ese florentino humanista, padre de las ciencias políticas y filósofo dejó escrito para la posteridad: “En general, los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven.” Y en esa estamos, ni comprendemos, ni podemos entender lo que está ocurriendo en este país con estas y otras cosas. ¿No abogaba por desligar la política del dominio de la moral? Pues lo consiguió.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 7-10-2014

A %d blogueros les gusta esto: