DISTINTAS VARAS DE MEDIR

Martes, 30 septiembre, 2014

 

Ni tengo relación con Podemos, ni entre mis proyectos está tenerlos en un futuro, sencillamente porque desconfío de lo trazado, porque no me transmiten confianza, porque me asombran las cosas que dicen, porque me carga un poco esa pléyade de portavoces, de sabihondos o sabidillas que se han especializado en la descalificación de los que no coinciden con sus ideas. Siempre sentí una especial desconfianza hacia los que pretenden haber inventado el agua caliente.

Dicho esto, me parece perfecto que cualquiera pueda acercarse a ellos si cree en ese proyecto porque yo, al contrario de esa hornada de profesores que dan certificados de coherencia personal, de buena praxis política, creo en la libertad que todos tenemos para decidir y pensar lo que creamos.

LOPEZ BERNALQue el PP en la Región de Murcia intente sembrar la duda sobre la integridad del fiscal superior, Manuel López Bernal, por su supuesto acercamiento a Podemos—no hace mucho tiempo decían que estaba próximo al PSOE—es de un cinismo difícil de soportar porque todo lo que está haciendo López Bernal para recibir estas criticas es cumplir con su obligación como fiscal e intentar que el mal olor que la política de nuestra Región desprende se difumine con el descubrimiento de todos aquellos que han utilizado y utilizan la política para sus fines porque, no nos cabe la más minima duda, de que si el señor López Bernal mirase para otro lado y no indagase sobre la cara oscura de algunos políticos no estaríamos hablando de esto.

Al parecer, que el fiscal se muestre públicamente a favor de que los altos cargos que son imputados en casos de corrupción dimitan inmediatamente pone a algunos populares de los nervios porque, dicen, éste discurso se asemeja al que manifiesta la formación política que lidera Pablo Iglesias. Es decir, algo que debería de ser de manual—un político imputado no debe de continuar en el cargo– es motivo de reproche para determinados individuos que entienden la política como un instrumento que se puede usar en beneficio propio.

MANUEL LOPEZ BERNALEl deseo de vilipendiar, de descalificar al fiscal López Bernal, viene de lejos, exactamente desde cuando en el uso de la responsabilidad de su departamento comenzara a investigar la corrupción urbanística que a lo largo del tiempo, en la Región, afectó de manera muy especial al PP. Ahora, al hilo de unas declaraciones que a cualquier persona sensata han de parecerle de lo más natural, arrecian los tambores de la intransigencia y del intento de amedrentamiento para un servidor publico.

MANUEL CAMPOSSe justifican los ataques—según informaba David Gómez en LA OPINIÓN—vía Facebook y Twitter y Whatsapp en la supuesta intención de Bernal de ser el candidato de Podemos en las elecciones autonómicas del próximo año 2015 y para los desmemoriados, que al parecer son muchos, hemos de recordar que el actual Consejero de Fomento, Obras Públicas y Ordenación del Territorio, Manuel Campos Sánchez, ingresó en el 1983 en la Carrera Fiscal, fue destinado a la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Murcia, habiendo sido elegido en 2007 Diputado del Grupo Parlamentario Popular, en la Asamblea Regional, para ser nombrado en el 2010 Consejero de Justicia y Seguridad Ciudadana en el Gobierno de la Región de Murcia.

Nunca me gustó que los jueces y fiscales tuviesen relación con la política—los del tribunal constitucional tampoco–, pero el fiscal López Bernal está en su perfecto derecho de acercarse a la formación política que le plazca, lo que tiene que hacer, en el ejercicio de su profesión, es actuar con dignificad, con coherencia personal, con la honestidad con la que deben producirse todos los jueces y fiscales. La misma dignidad que se le supone al fiscal, y hoy consejero, Manuel Campos.

Publicado el 30-9-2014

MURCIA, CON OTRA MIRADA

Jueves, 25 septiembre, 2014

 

A veces, el lector tiene la sensación de que los que estamos en esto de reflejar lo que ocurre a nuestro alrededor nos preocupamos más de lo negativo que de lo positivo. Y es que lo que nos rodea nos obliga a que nuestro sentido critico se agudice porque yo si creo en eso que escribió Orwell “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques, todo lo demás es relaciones públicas”, porque ciertamente es así. Los medios de comunicación, no importa cuales, saben mucho de presiones para que ciertas cosas no vean la luz de la información. Quizás por esto cuando descubrimos algo que nos impulsa a escribir en positivo sentimos una satisfacción especial, entramos en esa expresión acuñada por Horacio, Carpe diem, tan necesario en muchos momentos.

PLAZA SANTO DOMINGOLa semana pasada disfrute de la visita de una antigua amiga que en su viaje de Cataluña a Andalucia hizo una parada en esta tierra, que confesó no conocer. Cuando esto ocurre, es mi caso, le doy vueltas a la cabeza para pergeñar un recorrido por la ciudad que descubra a esos amigos que me visitan, las razones por las que elegí vivir aquí. Y tras escapadas a Cartagena y Puerto de Mazarrón, el obligado paseo por Alfonso X, Plaza de Santo Domingo, Platería y Trapería, visita al Casino y la plaza de Belluga con la contemplación de la Catedral, para continuar por la Plaza de las flores y todas las callejuelas que prestan a Murcia un sabor especial. Planifiqué un recorrido por el Museo Gaya—es gran admiradora del pintor murciano—, por el Museo de la Ciudad y el dedicado a Salzillo.

Y si en muchas ocasiones nos vemos obligados a comentar cosas de nuestro ayuntamiento en sentido negativo—algo que invariablemente molesta—hoy hemos de destacar, es de justicia hacerlo, el buen funcionamiento de los museos que dependen del mismo. Museos que se ofrecen gratis al visitante, algo que no ocurre en otros casos.

MUSEO DE LA CIUDADEl Museo de la ciudad, situado en la plaza Agustinas y ocupando un noble edificio del siglo XIX, brinda al visitante no solo una muy agradable acogida con recepcionistas educados y formados, también sorprende con un sentido expositivo sencillo, directo, absolutamente didáctico, que posibilita que la visita no tenga que hacer grandes esfuerzos para comprender y conocer los avatares de esta tierra impregnada de historia. Y como quiera que somos el resultado de la suma de todos los momentos de nuestra vida, Murcia también es el resultado de ese camino de la civilización recorrido desde sus inicios. Y ese recorrido es fácil hacerlo en este museo.

Sí, los museos han conseguido convertirse en centros dinamizadores de la cultura de los lugares en los que se ubican, como ha logrado el Museo Gaya que, junto a la importante muestra que nos ofrece del gran pintor, cuando comienza la temporada en que las actividades de distinto signo se suceden, ha conseguido situarse en el lugar preciso para formar parte de la agenda cultural del día. No es solo el mejor escenario para conocer la obra del gran maestro murciano, es también un foro de conocimiento: presentaciones de libros, recitales de poesía, mesas redondas, siempre alrededor de la cultura, respondiendo en gran manera al papel que los museos han de jugar en la sociedad, el de dinamizadores culturales.

MUSEO SALZILLOLamentamos que un museo, no municipal, el Salzillo, se haya quedado tan obsoleto. Necesita una puesta al día en su concepto museístico. Suponer que todos los visitantes del museo son expertos en la obra de Salzillo es mucho suponer. Falta una adecuada cartelería, como soporte técnico para el desarrollo de un apropiado guión, que ahora echamos en falta.

Dicen que la felicidad es cuestión de actitud, también podemos encontrarla en el disfrute de las pequeñas cosas, como visitar museos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 23-9-2014

QUE PAÍS MIQUELARENA

Lunes, 22 septiembre, 2014

 

Durante el tiempo en que estuve ausente de estas páginas he intentado alejarme—con poco éxito es cierto– de todo lo que forma parte de nuestro paisaje gubernativo y social: la corrupción, el guirigay político, las mentiras de nuestros gobernantes y la incapacidad que muestran para solucionar los muchos problemas que este país tiene. En definitiva, en mi desmesurado optimismo, llegue a pensar que el verano es un tiempo ideal para ver las cosas con más claridad y que, como todos los que deciden sobre nosotros son ya mayores de edad y se les reconoce una cierta formación, esto no debería de ser tan difícil.

artur masSí, confiábamos, por ejemplo, en que las aguas se calmasen en Cataluña y que el aventurero. President Más, encontrase, por fin, el extraviado Seny—en el idioma catalán el seny o sentido se puede traducir por “sensatez” o “cordura”, algo así como la sana capacidad mental que predispone a una justa percepción, apreciación, comprensión y actuación–, que lleva tiempo buscando, para no meter a su tierra; a todos los españoles, en un camino sin retorno.

Claro que también confiábamos en que el presidente del gobierno español, señor Rajoy, reaccionase ante la sinrazón catalana, pero que si quieres. Continua practicando eso que su entorno llama “marcar los tiempos” y que se puede traducir como dejar hacer dejar pasar que ya se solucionará solo. Y no, las cosas no se solucionan solas—las cosas graves menos—y los gobernantes no pueden dejar que el tiempo solucione los problemas porque los que rigen nuestros destinos están para eso, para tomar decisiones cuando han de hacerlo: tienen la obligación de transmitir a los ciudadanos confianza en ellos. El silencio no puede ser norma cuando la gente está esperando un grito. El silencio, que a veces es prudencia, otras es falta de determinación.

JOSE GABRIEL RUIZPero los gobernantes de nuestra Región no quieren ser acusados de falta de imaginación y, al regreso de las vacaciones, nos encontramos con que, aquí también, se plantean llevar a cabo una reforma electoral que ayude a mantenerse en el poder ya que, según el portavoz del Gobierno regional, José Gabriel Ruiz, no se descarta la modificación de la Ley Electoral de la Región, algo que se pretende presentar en la Asamblea Regional, como una proposición de Ley. Nada de consenso con otros partidos y zarandajas por el estilo. Tics autoritarios que ponen en marcha los que llamándose demócratas sueñan con continuar en el machito, a toda costa. Gestos que nos recuerdan, lamentablemente, a otros países, otros gobiernos, elegidos democráticamente, que cuando alcanzan el poder cambian las reglas del juego para eternizarse en el puesto.

Cuando me fui, eran mediados de julio, lo del alcalde de San Pedro y la alcaldesa de Pliego estaba así, así. Al final se soluciono de la única manera posible en un estado democrático, con la renuncia de ambos a sus puestos—lo de la alcaldesa, este año, desempeñando labores de pregonera de las fiestas es de aurora boreal–, pero esto no acaba con el tufillo a corrupción que nos invade, porque ahí tenemos al alcalde de Alcantarilla, que se nos ha descubierto como el mejor amigo de sus amigos, según denuncias presentadas. Su concepto de la amistad es tan elevado que no dudo, al parecer, en poner las arcas del ayuntamiento de su ciudad; los impuestos de los ciudadanos, al servicio de sus colegas realizando, gratis total, obras de distinto pelaje y es que, hay que reconocerlo, los amigos son los amigos y a ti te encontré en el calle.

Por cierto, cuando un estudio refleja que la Región de Murcia encabeza las comunidades con más riesgo de pobreza infantil nos enteramos de que, Política Social, estudia endurecer los requisitos para acceder a la renta básica.

“¡Qué país, Miquelarena, que país!

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16-9-2014

A %d blogueros les gusta esto: