PSOE, TIEMPO DE DECISIONES

Martes, 27 mayo, 2014

No se trata solamente de cambiar la cara del secretario general, que también, se trata de hacer una profunda reflexión y dar un giro radical al discurso del PSOE recuperando su mensaje progresista.

ELENA VALENCIANOYa saben eso de “no hay mal que por bien no venga” y seguramente, en esta ocasión, es aplicable al PSOE porque habría que dar por bueno el nefasto resultado electoral que se ha producido en las Europeas si de aquí se produce la reflexión que el partido socialista necesita para enderezar el rumbo perdido. Algo reconocido por Elena Valenciano en la noche electoral en su comparecencia ante los medios de comunicación porque lejos de poner paños calientes a la estrepitosa derrota de su partido reconoció, sin ambages, que es “Un resultado duro, difícil, para el Partido Socialista”

Pero si reconocemos su impecable comparecencia de igual manera hemos de lamentar que la noche electoral no sirviera para que Rubalcaba aprovechase la ocasión para anunciar su retirada al frente del PSOE, porque se terminó el tiempo de la espera: esto no aguanta más.

RUBALCABARubalcaba lleva un hombre de Estado dentro de sí y seguramente ese sentido de la responsabilidad, tal y como están las cosas, le ha llevado a coincidir con el PP en algunos aspectos, sotto voce es cierto. Pero se acabó para él el tiempo de las equivocaciones porque, aunque es cierto que si una persona no se equivoca de vez en cuando es que no ha intentado nada, el lo ha intentado y su cupo de errores está suficientemente cubierto, desde hace tiempo, y es que tenemos la sensación de que si hubiese sabido irse a tiempo el partido, ahora, podría estar haciendo otras cuentas, la prueba la tenemos en que el PSOE arrasó en Andalucia, demostrando que hay otra manera de hacer política, como ha entendido perfectamente la presidenta Susana Díaz.

SUSANA DIAZCuando escribo este artículo desconozco que piensa hacer Rubalcaba pero solo es posible esperar de él su renuncia y un adelantamiento del proceso de primarias abiertas porque tras esta estrepitosa derrota el partido no puede permitirse el lujo de esperar hasta otoño, como estaba previsto. Es más, esas primarias han de celebrarse antes del verano porque esa formación no puede continuar en la nada discursiva en el que está sumido. Una falta de contenido que ha posibilitado el ascenso espectacular de Podemos e Izquierda Unida cuyo mensaje– en el que ambos han coincido– de comparar a PP y PSOE, ha calado en el electorado. Un discurso que el PSOE no ha sabido contrarrestar–muy contentos no deben de sentirse los responsables de campaña–, perdido en sus cuitas con el inefable Cañete.

Es cierto que, al parecer, hay algunas agrupaciones—Andalucia por ejemplo—que abogan por un Congreso extraordinario, pero a nosotros nos parece que es tan necesaria cambiar, ya, la imagen del PSOE que la celebración de primarias permitiría ese necesario cambio en menos tiempo. Pero lo que sea ha de hacerse ya porque no hay tiempo para el ensoñamiento.

Y no se trata solamente de cambiar la cara del secretario general, que también, se trata de hacer una profunda reflexión y dar un giro radical al discurso del PSOE recuperando su mensaje progresista porque el que ha mantenido, de una tiempo a esta parte, ha dado alas a partidos situados a su izquierda para que convenzan– de manera torticera–, a un electorado desencantado, de que los socialistas no se diferencian de los populares en nada, algo aplicable también a los socialdemócratas franceses.

A todo esto, debería de preocuparnos a todos el ascenso de la ultraderecha europea, con partidos eurofóbicos. La lectura de lo que está pasando es muy simple y no hay que ser un genio de los análisis electorales para percibirlo. Las políticas aplicadas por la señora Merkel y sus aliados no son las que los europeos quieren y necesitan.

Hay un proverbio alemán que dice: ¿Qué sentido tiene correr cuando estamos en la carretera equivocada? Al parecer la señora Merkel no se lo ha leído.

Publicado en La Opinión, de Murcia el 27-5-2014

PP, ACUMULACION DE CARGOS

Miércoles, 21 mayo, 2014

 

Yo creo que los gabinetes de prensa—de partidos políticos, sindicatos, empresas, instituciones– nacieron para inundar de información los medios de comunicación y que estos no tengan tiempo de analizar el torrente de contenidos. De esta manera, las noticias se suceden unas a otras y a no ser que se exista en los medios un departamento de seguimiento de determinada información; cosa realmente difícil, muchas de ellas pasan por las paginas de un periódico, por los espacios informativos de los medios audiovisuales, como un soplo que no vuelve, que se olvida porque la marea informativa continua llegando a la redacción y la actualidad manda, de tal manera, que deja de ser novedad una noticia producida hace tres días,

Sí, hay sucesos que aparecen y pasado un tiempo nunca más se supo, como si el silencio de los medios fuese el bálsamo de Fierabrás que curase el desatino que supone, por ejemplo, compatibilizar dos puestos de máxima responsabilidad, porque debemos de suponer que alguno de ellos ha de hacerlo mal; por mucha capacidad de trabajo que se atesore. Así es que, como los articulistas tenemos la ventaja de que no hemos de jugar con la actualidad, y si con aquellos temas que, de alguna manera, nos llaman la atención, no resisto la tentación de volver a algo que parece que no ha ocurrido, que no está ocurriendo, tapado por el huracán informativo que nos invade.

Dice una antigua canción de Antonio Machin que como se puede querer dos mujeres a la vez y no estar loco—pueden cambiarlo también por dos hombres–, pues casi lo mismo deberíamos pensar de un alcalde, el de las Torres de Cotillas, que es capaz de serlo y además hacerse cargo de la gerencia del Hospital Virgen de la Arrixaca y los centros de salud de la zona Murcia oeste.

DOMINGO CORONADOAlgo que se nos antoja muy difícil de compaginar porque el sentido de la ubicuidad no existe, solamente Dios tiene esa potestad, y aunque Domingo Coronado es un señor que tiene una alta valoración de sus capacidades — se otorgó a sí mismo, prácticamente el máximo, 54.000 euros, de remuneración que contempla el proyecto de la nueva Ley de bases de régimen local para un municipio como Las Torres de Cotillas, que cuenta con 21.000 habitantes–, es muy difícil explicarle a los ciudadanos que el PP no tenga en sus filas a otro afiliado capaz de hacerse cargo de la gerencia de un hospital que necesita tanta atención como el Virgen de la Arrixaca que, además, lleva aparejada la responsabilidad de gestión de los centros de salud de la zona Murcia oeste. Que la persona elegida sea Coronado, que a su vez es alcalde de Las Torres de Cotillas nos da una idea del poco respeto que se tiene al ciudadano.

ARRIXACAPorque los ciudadanos tienen el derecho de exigir que aquellos que cobran, y bien, del erario publico; de sus impuestos, dediquen todo su tiempo a las gestión de lo encomendado, pero difícilmente se podrá gestionar adecuadamente, cuando no hay una minima exigencia de exclusividad. No, no es posible que tenga pluriempleo la persona que ha de encargarse de la gestión del primer Hospital de la Región, el Virgen de la Arrixaca, que además, lleva aparejada la responsabilidad del Área de Salud I, de la comunidad, la más importante de la Región, o la mas numerosa en centros dependientes de esa dirección, porque han de saber que, de la misma, dependen casi cincuenta centros de salud, centros de especialidades y consultorios, a más de tener adscritas más de diez zonas básicas de salud. Que me parece a mí que solamente para hacerles una visita, de vez en vez; para ver como marchan las cosas, el tiempo no le sobrara. Pero si a esto unimos que ha de atender las necesidades del Ayuntamiento del que es Alcalde, Las Torres de Cotillas—no olvidemos que es una ciudad de 21.000 habitantes–, no podemos imaginar como puede atender una y otra cosa. Digo yo.

  • Publicado en a Opinión, de Murcia, el 20-5-2014

EL VALOR DE NUESTRO VOTO

Martes, 13 mayo, 2014

 

PARALMENTO EUROPEOEs curioso como se está desarrollando la campaña a las Elecciones Europeas 2014. Ahora que necesitaríamos, más que nunca, que el ciudadano se pronuncie porque Europa está dejando de ser la Europa de su nacimiento, la de la igualdad, la de la solidaridad, la del bienestar, esta campaña se esta desarrollando como de tapadillo. No hay un decidido quehacer institucional de animación al voto—es lícito sospechar que interesa la abstención—y, créanme, hay una gran parte de la ciudadanía que desconoce que el próximo 25 se celebrarán unas elecciones que nos interesan a todos, y mucho, porque las señas de identidad del proyecto europeo siempre han sido la solidaridad y la cohesión; aunque los partidos conservadores que gobiernan Europa en los últimos años parecen ignorar esas señas de identidad.

Hay que recuperar esa premisa y solamente se podrá conseguir participando en unas elecciones que marcarán el futuro de esta Europa que se nos está transformando tanto que es difícilmente reconocible, y el ciudadano tiene en sus manos un instrumento muy valioso, el de su voto. Y sí, con nuestro voto podemos hacer que las cosas cambien, que Europa no continúe cuesta abajo en la rodada. Que no prosiga por el camino emprendido hacia la desigualdad entre personas y países. Que no permanezca insensible hacia el creciente empobrecimiento de las clases medias y recupere las políticas que cohesionan la sociedad y redistribuyen la riqueza, porque Europa inició hace tiempo un camino que arroja datos demoledores: El 24% de la población total de la Unión Europea—unos 120 millones de personas–está en riesgo de pobreza o exclusión social: 27% niños; 20,5% mayores de 65 años y un 9% de personas que, aún teniendo empleo, no cubren sus gastos. Gastos que en protección social han disminuido en casi todos los Estados miembros.

PARLAMENTO EUROPEOLa crisis económica y las consecuencias de austeridad fiscal llevada a cabo por la Comisión Europea, han disparado la desigualdad entre los ciudadanos europeos y entre los Estados miembros a niveles desconocidos desde que se inició la construcción europea. Y la desigualdad no sólo se mide en términos de pobreza y exclusión social, también en términos de igualdad en el acceso a servicios públicos fundamentales como la educación o la sanidad. Sí, las reformas estructurales impuestas desde Bruselas han erosionado los sistemas de protección social existentes, provocando la exclusión o la dificultad de acceso de buena parte de los ciudadanos a los mismos. Las políticas de recorte del gasto público que están afectando gravemente al acceso y la calidad de los servicios sociales provienen del dogma de la derecha de que las cuentas públicas son insostenibles, y que se debe restringir el gasto, sin consideraciones de qué tipo de gasto ni de qué consecuencias tiene esa decisión.

El mantra de la derecha: crisis económica igual a políticas de austeridad, ha provocado una mayor destrucción de empleo; aumentando la pobreza y el riesgo de exclusión social, y consiguiendo lo contrario a lo que se buscaba al dispararse la deuda pública en muchos países al pretender fiar todas las soluciones a la tecnocracia, al vacío de la política, al desentendimiento de las necesidades sociales para centrarse, exclusivamente, en los intereses de las grandes corporaciones y los mercados.

Es necesario cambiar todo esto. Es necesario que las políticas sociales dejen de ser empleadas como un mero instrumento de ajuste y se conviertan en políticas europeas, aquellas que justificaron el nacimiento de Europa. Y los ciudadanos debemos participar en unas elecciones en las que nos jugamos el futuro porque, todos los partidos no son iguales, todas las ideologías no son iguales; aunque pretendan hacérnoslo creer.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 13-5-2014

EL EMBARAZO NO ES UNA ENFERMEDAD

Martes, 6 mayo, 2014

No, no me puedo creer que una adolescente embarazada sea inducida a alejarse de su mundo, de las clases, del contacto con los amigos. Que tenga que retirarse a su casa, a esperar avergonzada en su hogar a que llegue el fruto de su amor, o de su deseo.

Cuando yo daba clases en la UMU asistía a mi clase una chica embarazada. Jamás fue un problema para nadie, desde luego no para la chica, que se mostraba orgullosa, y con razón, de su embarazo. A mi me parecía que sus compañeros le cuidaban de manera especial y le miraban con cierta admiración. Es decir, la chica actuaba libremente y los que vivían las clases con ella de igual manera.

ANA GUIJARROPues miren por donde hay quienes dentro del PP—por lo menos tantos como diputados de ese partido hay en la Asamblea Regional– consideran que eso de ir embarazada a clase puede ser motivo de “vergüenza” al “acudir a clase en ese estado”—lo entrecomillo por que son algunas de las expresiones de la moción, presentada por la diputada del PP Ana Guijarro Martínez—moción que quedó aprobada en el Parlamento Regional gracias a los votos del grupo popular, con mayoría absoluta en la cámara. Los dos grupos de la oposición, PSOE e IU, poco pudieron hacer al estar en minoría, solamente asistir asombrados y un tanto avergonzados a algo que no acertamos como calificar, porque es difícil poderlo hacer cuando el texto que Guijarro presentó a la Asamblea regional de Murcia asegura que: “Las chicas jóvenes que están estudiando suelen abandonar su formación a causa de la vergüenza que les supone acudir a clase en este estado o por las dificultades que puedan surgirles a la hora de compatibilizar su vida personal con dicha formación”. Para continuar: “Por ese motivo, consideramos que dándoles la oportunidad de seguir estudiando a distancia evitaremos que el abandono de su formación sea una consecuencia directa de quedarse embarazadas”. Pues aunque parezca extraño la moción fue aprobada por los populares, y nos preguntamos como un partido que presume de ser el adalid de la protección familiar pueda manifestarse en contra de que las adolescentes vayan embarazadas a clase porque, sinceramente, es tanto como invitarlas a que aborten, para poder continuar haciendo su vida normal.

ASAMBLEA REGIONALNo, no me puedo creer que una adolescente embarazada sea inducida a alejarse de su mundo, de las clases, del contacto con los amigos. Que tenga que retirarse a su casa, a esperar avergonzada en su hogar a que llegue el fruto de su amor, o de su deseo, o de lo que a ella le venga en gana. Una embarazada no es una enferma, es una mujer sana que tiene todo el derecho del mundo a lucir su estado donde y como le plazca. Que esto ocurriera en el siglo XVIII o XIX entraría dentro de la normalidad de la época, que ocurra ahora es de una anormalidad que debería hacernos pensar, porque de ninguna de las maneras podemos dejarlo pasar como una anécdota.

No me puedo creer que en estos tiempos algunas mentalidades se manifiesten de esta manera y es que, parece que el PP, la ha tomado con las mujeres, y de manera especial con las embarazadas, como pone de relieve la aprobación de la ley del aborto más restrictiva de la democracia. Ley que ha conseguido colocar el ministro Gallardón, donde, entre otras muchas cosas, el supuesto de malformaciones fetales gravísimas se suprime, aunque sí lo será el efecto psicológico que eso tenga en la embarazada, pero es tan complicado el proceso, tan farragoso, que mejor lo dejamos para otra ocasión.

En un deseo claro de rizar el rizo de la confusión la nueva normativa se llamará Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada, que ya hay que ser retorcido. Pero nos tranquiliza mucho que el inefable Gallardón nos diga que esto se hace para “proteger a los más débiles: los concebidos y no nacidos”, y “siempre en interés de la mujer”, respetando asimismo sus derechos. Que hay que tener una gran carga de cinismo para decir esto. Que entenderá este hombre de defender derechos de la mujer cuando nos impone una ley mucho más restrictiva que la aprobada en 1985 durante la primera legislatura de Felipe González.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 6-5-2014

A %d blogueros les gusta esto: