POLITICA Y DIGNIDAD

Martes, 25 marzo, 2014

Un país capaz de dar hombres como Suárez y Azcuna, tan distintos, tan iguales. Ellos son el ejemplo que los demócratas hemos de tener de los políticos. Ejemplo que ha de servirnos para expulsar a los que enfangan la vida publica.

Ayer LA OPINIÓN, muy acertadamente, titulaba en primera “Muere el presidente de la libertad sin ira”. Un titular que parecía invitarme a escribir este artículo y es que, en este tiempo de desprestigio de la política y de los políticos, nos ha llegado como del rayo la muerte de dos hombres que hicieron de ella un ejercicio de dignidad y de responsabilidad.

IÑAKI AZCUNAY no hablamos solo del pasado: hablamos del pasado y del presente porque si uno de ellos, Adolfo Suárez, hace años que no estaba en política, y si me apuran en la vida afectado por la enfermedad del olvido, el otro, Iñaki Azcuna, si estaba en ella, si ejercía diariamente de político creíble y honesto. Ha muerto siendo alcalde de Bilbao y hasta el ultimo día demostró en sus declaraciones y acciones que hay otra manera de hacer las cosas. Una manera que le llevo a ser proclamado como el mejor alcalde del mundo en un reconocimiento universal de su capacidad para transformar una ciudad, la suya, de un lugar triste y oscuro a una ciudad alegre y luminosa. Un hombre perteneciente al PNV que no dudo en condenar, cuando ocurrían, los atentados de ETA con las palabras más rotundas. Un hombre que, a su muerte, ha dejado una ciudad saneada—el único ayuntamiento que no tiene deudas– y a la cabeza de las ciudades que hay que visitar. Y que decir de Adolfo Suárez, al que tuve la fortuna de conocer personalmente—yo cubría para RNE las elecciones donde Suárez encabezaba las listas del CDS–y del que siempre admiré su dignidad, su saber estar, su saber ganar y saber perder, su poner a España por encima de los propios intereses personales.

ADOLFO SUAREZOtto von Bismarck, considerado el fundador del Estado alemán moderno, dejó escritas muchas frases para la historia, entre otras, una que algunos atribuyen a Churchill y que dice:”El político piensa en la próxima elección; el estadista, en la próxima generación”. Y Suárez fue un estadista que dejó para su país la impronta de su capacidad para el pacto, para el dialogo, para el entendimiento. Para irse de la política con la dignidad de los grandes apareciendo en televisión y diciéndole a todo un pueblo expectante ante el televisor que los hombres han de saber irse cuando su renuncia es por el bien de la colectividad.

Adolfo Suárez e Iñaki Azcuna. Dos hombres, de diferentes ideologías, dedicados a la política. Uno en el ámbito de lo nacional, el otro de lo local, pero ambos sabiendo hacer más grande la idea de servicio publico, por eso su muerte ha de hacernos reflexionar sobre la importancia de la labor de los políticos porque, no me cansaré de decirlo, una y mil veces, el ejercicio honesto de la política es lo más noble que el ser humano puede acometer porque significa trabajar por el bien común. Y me niego, me niego a que los que llegan a la política para medrar, para el cortoplacismo, para aprovecharse de ella influyan en nuestra manera de sentir el ejercicio de la misma. A esos hay que expulsarlos de ella—los partidos políticos tienen una enorme responsabilidad, han de prescindir de los indeseables, que los tienen– y limpiar sus listas de sospechosos, porque ellos, más que nadie, tienen la responsabilidad de recuperar la credibilidad de los ciudadanos, el respeto de los mismos, la consideración que nunca debieron perder.

Estos días estamos oyendo cientos de frases laudatorias para los dos fallecidos, de manera especial para el expresidente del Gobierno. Palabras que nos han de hacer pensar y reflexionar sobre nuestra realidad como pueblo: un país capaz de dar hombres como Suárez y Azcuna, tan distintos, tan iguales. Ellos son el ejemplo que los demócratas hemos de tener de los políticos. Ejemplo que ha de servirnos para expulsar a los que enfangan la vida publica, y lo podemos hacer entre todos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 25-3-2014

LA OTRA IGLESIA

Miércoles, 19 marzo, 2014

Sí, creo en la Iglesia de Cáritas, y de Jesús Abandonado. Y creo en esa iglesia que se manifiesta por todo lo que ocurre en el mundo, porque ellos forman parte del mundo, porque tienen la responsabilidad de hacerse eco de los que no tienen altavoces a su disposición.

Hace poco me preguntaban si yo era agnóstica o creyente. Me declaré creyente desencantada. Y me reafirmo. Desencantada de una Iglesia Católica que se muestra demasiado cerca de los poderosos, demasiado complaciente con sus debilidades, demasiado comprensiva con las flaquezas relacionadas con el dinero—las anulaciones matrimoniales que se producen dependiendo del dinero que los solicitantes tengan es un buen ejemplo–. Pero hay otra Iglesia, la de los sacerdotes y monjas que dejan su vida en los rincones más pobres del planeta, donde habitan los desheredados de la tierra. Ellos están allí luchando contra todo y contra todos, contra el olvido de los poderosos y contra la incomprensión de muchos.

PADRE ANGELSí, creo en la iglesia que lucha por los más necesitados, como el padre Ángel, el artífice de los Hogares de Mensajeros de la Paz, donde se intenta y se consigue, proporcionar a los niños internos un medio lo más parecido a un hogar, logrando en ellos un desarrollo personal completo a través del crecimiento en un entorno familiar cercano en el que los pequeños encuentran el calor y el cariño necesarios en su formación.

Pero la ONG Mensajeros de la Paz, en sus más de 50 años de labor social y humanitaria, no se quedó en su ayuda a los niños, ha trabajado en numerosas iniciativas y proyectos de acogida, ayuda e inserción de inmigrantes, y en la defensa de los derechos humanos, a más de ir creando proyectos y recursos destinados a la protección y mejora de la calidad de vida de otros sectores sociales vulnerables: discapacitados físicos y psíquicos, mujeres víctimas de la violencia machista, entre otras muchas actividades encaminadas a la ayuda a los más necesitados.

Sí, creo en la Iglesia de Cáritas, y de Jesús Abandonado. Y creo en esa iglesia que se manifiesta por todo lo que ocurre en el mundo, porque ellos forman parte del mundo, porque tienen la responsabilidad de hacerse eco de los que no tienen altavoces a su disposición.

TERESA FORCADERCreo en gentes como la religiosa Teresa Forcades, una médico, teóloga y monja española de la Orden de San Benito, que no duda en defender sus posiciones feministas—es autora, entre otros, del libro La teología feminista en la historia–y, sobre todo, sus opiniones críticas con las actuaciones de las multinacionales farmacéuticas; productoras de las vacunas que les hurtan a los más necesitados, y de instituciones sanitarias como la Organización Mundial de la Salud, denunciando lo que ella considera crímenes y abusos cometidos por la industria farmacéutica en todos los países.

PAPA FRANCISCOSí, cada día más tiene menos atractivo la iglesia de la pompa y el boato, la iglesia de las apariencias, pero hemos de celebrar lo que nos llega de esa otra iglesia crítica con los desmanes que se cometen en el mundo contra las clases mas desfavorecidas. Una nueva Iglesia que nos ha llegado con el Papa Francisco y con su mensaje de aceptación de que sí, de que muchos fieles quedaron en el camino decepcionados por un sector de la Iglesia muy complaciente con el poder terrenal, muy alejado de lo realmente importante. Quizás por ello comenzó dando una lección de humildad cuando decidió residir en la casa de huéspedes del Vaticano, en lugar de hacerlo en la residencia papal, lugar utilizado por sus antecesores desde 1903. Gesto que une al contenido de sus escritos, de sus mensajes, plenos de preocupación por los pobres, por los marginados.

Creo que los autores del informe sobre la reforma fiscal—en el mismo no se habla en ningún momento de justicia retributiva –no han leído la denuncia que hizo en su momento el Papa sobre “la concepción economicista de la sociedad que busca el beneficio egoísta más allá de los parámetros de la justicia social”. No, no se lo han leído.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 18-3-2014

CONTINÚA SIENDO NECESARIO

Martes, 11 marzo, 2014

Mientras la tasa de empleo femenina continúe en regresión, mientras las mujeres sigan siendo las que desempeñan más los empleos temporales y mal pagados, mientras que sean las más afectadas por los recortes en la Ley de Dependencia, será necesario continuar conmemorando este día de la injusticia social.

LORQUIEl Ayuntamiento de Lorqui me hizo el honor este año de incluirme entre las mujeres galardonadas con motivo del Día Internacional de la Mujer. Un honor para mi y la seguridad de que, aunque hay quienes dicen que ya no es necesaria esta conmemoración, si lo es, porque las cosas que se dijeron en los parlamentos de los distintos intervinientes en al acto continúan teniendo sentido y vigencia pese a tanto tiempo transcurrido desde que se comenzó a gestar este día de la mujer que a todos nos debería comprometer.

LORQUI IIEs cierto que ya los patronos no queman a las empleadas que protestan como, al parecer hizo el dueño de la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, donde el 25 de marzo de 1911 murieron 146 jóvenes trabajadoras, en un terrible incendio que provocó que en EE.UU se modificara la legislación laboral y que hizo recapacitar a otros gobiernos sobre las condiciones laborales de las mujeres, aunque no fuese hasta 1977 cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamara el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. Es cierto sí, pero deberemos continuar conmemorando este día porque, aunque es cierto que en nombre de la maldita crisis que nos asola los hombres y mujeres en nuestro país estamos retrocediendo en derechos sociales y laborales, no es menos cierto que son las mujeres las que están pagando de manera especial el retroceso. Así es que, mientras la tasa de empleo femenina continúe en regresión, mientras las mujeres sigan siendo las que desempeñan más los empleos temporales y mal pagados; por lo que sus pensiones son mas bajas también, mientras que sean las más afectadas por los recortes en la Ley de Dependencia—ellas son las que han de cuidar de sus mayores—será necesario continuar conmemorando este día de la injusticia social ante un colectivo tan poco respetado y valorado.

Hoy nadie parece ser de de Zapatero, yo tampoco, pero muchas de las grandes medidas de apoyo y de impulso a la igualdad de las mujeres en nuestro país se produjeron en las dos legislaturas de su mandato de 2004 a 2011, comenzando por la Ley Integral contra la Violencia de Género que se promulgo el 28 de diciembre de 2004 y que hoy está en periodo de extinción porque este Gobierno decidió reducir en más de un 30% el presupuesto destinado a la prevención de la violencia de género, porque han desaparecido los programas de formación y apoyo al empleo, porque se han recortado las ayudas que las distintas administraciones daban a las mujeres para que se sintieran amparadas y denunciaran a sus agresores, porque se han cerrado muchas casas de acogida, y porque, por si fuera poco, el Ministro de Justicia ha presentado un anteproyecto de Reforma del Código Penal que desprotege a la mujer y a sus hijos menores y despenaliza o minora las penas de los agresores para, en un rizar el rizo del ataque a la mujer—sotto voce—acabar con los servicios municipales de ayuda a las víctimas mediante la reforma de la Ley Local.

Sí, hay quienes pregonan que ya no es necesaria la conmemoración del Día Internacional de la mujer, quizás por eso se eliminó la asignatura Educación para la Ciudadanía que enseña valores como la igualdad, el rechazo a la violencia, y en especial a la violencia de género. Y teniendo en cuenta que España ha conocido en lo que va de año un total de quince muertes provocadas por la violencia machista–solo en el mes de enero se produjeron seis asesinatos de mujeres—se nos antoja una asignatura imprescindible porque la educación es el único medio para acabar con el machismo que asesina, con la falta de respeto a la mujer que los sectores más reaccionarios de nuestro país, que son muchos, quisieran ver como “sumisa y obediente”.

Publicado en La Opinión,  de Murcia, el 11-3-2014

PRIMARIAS SOCIALISTAS EN VALENCIA

Miércoles, 5 marzo, 2014

APOSTEMOS POR LA ESPERANZA QUE REPRESENTA TONI GASPAR

Quedan pocos días para que los militantes y simpatizantes de los socialistas valencianos elijan a quien será su cabeza de lista para las lecciones autonómicas de 2015. Y miren por donde, Toni Gaspar, de manera discreta y respetuosa con su adversario, ha ido avanzando en lo de conseguir el apoyo de militantes y simpatizantes porque no olvidemos que estas primarias se presentan abiertas: afiliados y simpatizantes.

TONI GASPAR ALCALDE DE FAURAEl discurso de renovación del partido de Toni Gaspar va calando como el agua fina entre los que han de decidir, seguramente porque la seguridad en su elección que está haciendo gala Ximo Puig, en toda su campaña electoral, ha llegado a molestar un poco porque, nunca nos cansaremos de repetirlo, la seguridad en uno mismo es buena para conseguir los objetivos, cuando esta es excesiva se puede confundir con prepotencia y falta de respeto al adversario, y esto se entiende mucho peor por parte del electorado.

ximo puigUn electorado un poco cansado y harto de los modos y maneras del pasado que no llevan a ninguna parte y que encarna como nadie Ximo Puig, el que fuera mano derecha de Joan Lerma. Mucho tiempo transcurrido ya, muchos discursos elaborados como para que su mensaje pueda producir algo novedoso e ilusionante

Todo lo contrario que Toni Gaspar que ha puesto en funcionamiento toda su capacidad de seducción, que es mucha, para lanzar un mensaje de renovación del socialismo valenciano tan necesitado de ello. Un discurso capaz de conectar más fácilmente con los más jóvenes que necesitan identificarse con sus líderes, que demandan otra manera de hacer política. Y para conseguir que su mensaje llegue no ha dudado en patearse toda la comunidad valenciana, de agrupación en agrupación, de acto en acto, porque ya sabemos que los aspirantes en las primarias han de esforzarse más ante los inconvenientes que en el camino suelen sembrar los que se creen herederos del socialismo de siempre.

Toni y su equipo, con más paciencia que Job, ha conseguido convencer a miles de simpatizantes para que se inscriban como votantes—para que estos puedan hacerlo han de pagar dos euros—, dando como resultado un total de sesenta y ocho mil simpatizantes. Algo que ha sorprendido a muchos porque este sistema electoral es muy novedoso y atractivo. Unas elecciones primarias abiertas a todos aquellos que quieran participar en ellas y que quizás han descolocado a los que no quieren que nada cambie, para que todo continúe igual. Quizá por todo ello el candidato Toni Gaspar, y su equipo, han tenido que estar con los ojos muy abiertos ante la puesta en marcha de las clásicas triquiñuelas—ocultación de censos, de información, de datos—que todos los que gobiernan el cotarro tienen la tentación de poner en práctica, nada nuevo, está todo inventado, pero no nos terminaremos de acostumbrar a que en un partido democrático las formas de sus primarias dejen la sensación de que se podía haber hecho un poco mejor, pese a que Oscar López, secretario General del PSOE haya manifestado que el proceso ha sido modélico.

Pues bien, el día nueve se celebran estas primarias que tanto interés han despertado, quizás porque ya es hora de que el PSPV conozca de verdad una auténtica renovación, con otro discurso, con otras promesas, con otra visión de la sociedad en la que vivimos, en definitiva, con otras sonrisas también. De confianza, de esperanza en el futuro que valencia y España, necesitan.


LA OTRA CARA DE UPyD

Martes, 4 marzo, 2014

Me niego a pensar que sea su condición sexual lo que ha provocado este maremoto,  que eso haya tenido algo que ver en todo este sainete pero teniendo en cuenta que este partido albergan en sus filas machistas irredentos no me extrañaría.

UPYDLas primarias en los partidos políticos—no el PP que no las celebra—pueden deparar muchas sorpresas. Cosas, a veces extrañas. Y extraña, y mucho, ha sido la anulación de la elección de Encarna Hernández para liderar UPyD en la Región de Murcia, porque el proceso pareció desarrollarse con normalidad.Un candidato, Rafael Sánchez, que defendía su continuidad y una aspirante a sucederle, Encarna Hernández, que resultaba elegida nueva coordinadora territorial de UPyD por 23 votos de diferencia en un ambiente que parecía normal: lo que está fuera de toda normalidad es que una denominada Comisión Electoral de UPyD acordara la anulación del resultado de las elecciones celebradas en Murcia el pasado 22 de febrero.

Que la tal Comisión Electoral que se autodenomina independiente—independiente de qué—se haga eco de una protesta presentada por el anterior coordinador denunciando que no se habían dado las garantías de igualdad e imparcialidad necesarias para las dos candidaturas en el proceso electoral es de aurora boreal teniendo en cuenta que en todos los partidos el que maneja el cotarro electoral es el que se encuentra al frente del partido y ya se sabe que, en estos casos, el que esta en inferioridad es el aspirante, pero al parecer, miren por donde, se sentía perseguido por comentarios aparecidos en las redes sociales. Que los que han de velar por la pureza de las elecciones se dejen influir por los comentarios de las redes. Que den más importancia a estas cosas que a los militantes de su partido que depositaron 102 votos a favor de Hernández frente a los 79 logrados por Sánchez es todo menos normal porque, si los dos candidatos hubiesen optado por primera vez al puesto nos podríamos creer que una campaña en las redes sociales podría tener influencia en una elección, pero teniendo en cuenta que el candidato que ha denunciado optaba a su reelección tiene más difícil encaje porque se supone que los que tenían que votarle ya conocían sus cualidades—ha tenido cuatro años para mostrarlas–, también sus defectos y esto es lo que, al parecer, ha pesado al final.

ROSA DIEZCuando Rosa Díez aspiraba a liderar el PSOE participó en un acto electoral en Murcia. Quise escucharla, quise conocer su discurso, y casi me la creo. Hoy no, aunque continuo reconociendo en ella una gran habilidad parlamentaria y política. Pero después de este vodevil no se que pensar de ella porque las acciones han de valer más que las palabras y los hechos del llamado Comité Electoral que se proclama independiente—en ese partido no se mueve una hoja sin que Rosa lo sepa–no pueden exteriorizar una actitud tan interpretable. Democráticamente no hay por donde cogerlo.

No conozco a ninguno de los dos contendientes. Es decir, conozco más al protegido por el partido que a la aspirante ganadora, sencillamente porque él ha tenido la oportunidad de aparecer más veces en los medios de comunicación, de mostrar sus habilidades durante cuatro años, pero como hay que acostumbrarse a valorar a la gente por sus acciones no tengo una opinión sobre sus capacidades. De la chica, toda mi admiración por su valentía reconociendo en su perfil de las redes sociales su condición de lesbiana, en una sociedad cada vez más pacata y más hipócrita.

Y me niego, me niego a pensar que sea su condición sexual lo que ha provocado este maremoto. Me niego a creer que haya tenido algo que ver en todo este sainete pero teniendo en cuenta que este partido—y muchos otros—albergan en sus filas machistas irredentos que van dejando sus efluvios en Twitter y demás medios y que el machismo-misógino se encuentra muy cerca de la homofobia no me extrañaría que, efectivamente, la valentía de Encarna le esté pasando factura. Quiero creer que no, pero esta cara de UPyD no me gusta.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 4-3-2014

A %d blogueros les gusta esto: