PSOE, PRIMARIAS YA

Martes, 29 octubre, 2013

El PSOE debe dar paso a gente joven, con ideas nuevas, como la diputada murciana, María González Veracruz, que será una de las grandes protagonistas de la Conferencia Política que los socialistas celebrarán en noviembre en Madrid.

RUBALCABA“Agradezco a Rubalcaba todo lo que ha hecho por España y por el PSOE tanto como el que más. Pero no tengo más remedio que decirle a mi compañero Alfredo que, con él a la cabeza de nuestro partido, jamás ganaremos las elecciones.” Esto no lo decimos nosotros, lo escribió el histórico dirigente de ese partido, Luis Solana, hace unos días.

Y las encuestas, el estado de ánimo de sus votantes, de sus afiliados, le dan la razón, porque si es cierto que el PSOE ha sido la única formación política de izquierdas que ha conducido, desde el Gobierno, las inquietudes democráticas, sociales y políticas de los españoles, no es menos cierto que esos mismos ciudadanos que hicieron posible que gobernara en seis legislaturas en este país, se sienten ahora defraudados porque no encuentran en la formación política a la que siempre votaron el pulso que demanda el momento que vivimos, seguramente porque los votantes socialistas no perciben un nítido discurso socialdemócrata. Viven con la sensación de que esta marea de política neoliberal que nos asola se está llevando también el ideario del PSOE.

CARME CHACÓNSi a esta falta de mensaje unimos la palpable división que se percibe en las filas socialistas el panorama no es alentador. División escenificada por Carme Chacón que ha volado desde Miami para participar, junto al Secretario General de los socialistas madrileños, en un acto donde ha puesto de manifiesto su total desacuerdo con la línea que está llevando el partido y es que, a dos semanas de la Conferencia Política del PSOE, Carme Chacón–seguramente influenciada por las horas de vuelo—hizo un símil con la aviación pidiendo una “una nueva tripulación” para su partido y para España. Una nueva tripulación, apunta, que “debe hablar otro lenguaje”. Y nosotros añadimos, gente joven, con ideas nuevas, como la diputada murciana, María González Veracruz, que será una de las grandes protagonistas de la Conferencia Política que los socialistas celebrarán en noviembre en Madrid ya que tiene el no fácil encargo de ser la responsable de la ponencia sobre renovación del partido. Un encargo que, teniendo en cuenta su importancia, pone de relieve la valoración que se hace de la capacidad de María como política de presente y, sobre todo, de futuro.

MARIA GONZÁLEZ VERACRUZNo, no lo tendrá fácil, porque en esa ponencia ha de reflejarse lo que los socialistas pretenden que sea el partido en los próximos años. También regulará las primarias que deberán celebrarse—es lo previsto—antes de las elecciones de 2015, aunque existan voces, dentro y fuera del partido, que aboguen porque se convoquen en el mes de febrero, antes de las elecciones europeas del año que viene, criterio que muchos comparten porque el tiempo de Rubalcaba termino. Ha de irse, lo ha de hacer antes de las elecciones Europeas. Su partido no puede esperar más. Y nos atrevemos a decirlo así porque—perdonen la autocita—en un artículo publicado en este mismo rincón, cuando se celebraron las primarias en las que él ganó a Carme Chacón, defendimos su candidatura porque, en aquel momento, nos pareció la persona más adecuada. Pero nos equivocamos, y hemos de reconocerlo, como Rubalcaba tiene que reconocer que no está haciendo la oposición que se esperaba de él.

Rubalcaba, lo hemos apuntado siempre, es un político honesto, muy preparado, pero posiblemente el primer partido de la oposición necesite ahora de un líder con un perfil más decidido para enfrentarse a lo que está pasando. Si, quizás ahora, y sin quizás, el partido socialista demande de un nuevo impulso, de nuevas formas, de recuperación de un discurso claramente socialdemócrata, que se ha ido difuminando en este maremágnum de neoliberalismo en el que nos encontramos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 29-10-2013

JUSTICIA Y POLITICA

Martes, 22 octubre, 2013

Díganme que tenemos motivos para continuar creyendo en la justicia española, en los jueces españoles, incluido el señor Martínez Tristán. Díganme también que alguien dentro del Gobierno guarda el suficiente pudor como para comprender que esto no puede estar ocurriendo, que todo esto no es posible.

FRANCISCO GERARDO MARTINEZ TRISTANTengo ante mí un documento, fechado el pasado día once del presente mes, y encabezado por el enunciado “ACUERDO DEL PRESIDENTE DE LA SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID” Iltmo. Sr. D. Francisco Gerardo Martínez Tristán, en el que se viene a decidir que a partir de esa fecha y con la publicación de ese acuerdo el magistrado, Martínez Tristán, ordena que todos los recursos contencioso-administrativo planteados contra la privatización de seis hospitales de la Comunidad de Madrid sean analizados por una sala que formará con los magistrados que dependen de él mismo: es decir, los que componen el pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJM. “Extiéndase este llamamiento -dice la orden de Tristán- a todos los recursos existentes en la Sala con el mismo objeto, cualquiera que sea su trámite procesal”.

Y esta resolución, que algunos juristas tachan de inusual, viene dictada por Gerardo Martínez Tristán que, a su condición de magistrado, une la de estar casado con Marta García de la Calzada, consejera de Fomento en el Gobierno de Castilla-La Mancha, que como ustedes saben preside María Dolores de Cospedal, Secretaria General a su vez del PP y con lógica influencia en las decisiones de su partido.

Por cierto, Martínez Tristán se encuentra entre los 55 candidatos, de los que saldrán 12, que serán elegidos por el Congreso como vocales del Consejo General del Poder Judicial, el órgano de gobierno de los jueces. Quizás por todo ello, en los medios se armó la marimorena, hasta el punto de que el gabinete de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid se ha visto obligado a hacer publico un comunicado en el que manifiesta, entre otras cosas, que la decisión del presidente, tomada “a sugerencia” de la Fiscalía, “ha sido efectuada en la forma prevista en las normas de funcionamiento interno de la Sala”.

SANIDAD MADRIDLa orden dictada por Martínez Tristán se ha producido después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid suspendiera de nuevo, cautelarmente, la privatización de la gestión sanitaria de seis hospitales públicos de la comunidad a raíz de un recurso presentado por la Asociación de Facultativos Especialistas en Madrid, y de que el Gobierno de Madrid lanzara un duro ataque contra el juez del juzgado de lo contencioso que suspendió la privatización de los hospitales, hasta el punto de que el consejero de Sanidad de dicho Gobierno se permitió incluso poner en cuestión los conocimientos del juez manifestando que “no emite—en su escrito–opiniones de tipo jurídico sino de tipo personal y político impropios de un auto en un juzgado”.

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA MADRIDCon la justicia, en este país, están ocurriendo cosas que nos entristecen y nos preocupan. No conozco al magistrado Martínez Tristán. Seguramente es el juez más justo y más ecuánime del mundo. Seguramente, también, lleve razón el TSJM y todo sea normal. Posiblemente el CGPJ podrá decir, también en este caso, que su simpatía o pertenencia a una determinado formación política no le impide ser objetivo en sus juicios, y seguramente llevará razón, pero díganme que esto no es verdad, que este país no se está convirtiendo en una república bananera. Díganme que tenemos motivos para continuar creyendo en la justicia española, en los jueces españoles, incluido el señor Martínez Tristán. Díganme también que alguien dentro del Gobierno guarda el suficiente pudor como para comprender que esto no puede estar ocurriendo, que todo esto no es posible. Sí, díganme que nos es verdad aquello que dijera Platón “Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte”. Por favor díganmelo: no me hablen de realidades, háblenme de sueños.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 22-10-2013

FIJACIÓN DE MONTORO CON SAURA

Martes, 15 octubre, 2013

La interpelación que Saura le hacía se quedó sin contestar, que era lo que Montoro pretendía, y lo consiguió, con su revuelo, su prepotencia y esa manera de enredar que tiene para no responder a las preguntas.

MONTORO IITiene una voz poco agraciada. Un discurso, en la mayoría de las ocasiones, escasamente estructurado y, para colmo, se ríe casi bobaliconamente cuando ha de dar las peores noticias, acentuando en los últimos tiempos ese aire faltón que luce en sus intervenciones en el Parlamento, cuando ha de contestar a las interpelaciones de la oposición. Pero eso sí, diariamente intenta hacer un ejercicio de ingenio patentando frases como: “Los salarios no están bajando, sino moderando su subida”, “El cine español está en crisis por su baja calidad”—que gran torpeza que un ministro arremeta contra una industria de su país–, y tantas, y tantas salidas de pata de banco que ya molestan al personal, y mucho.

Que un ministro justifique continuamente las decisiones de su Gobierno es de manual, que un servidor publico se mofe de los ciudadanos con explicaciones que rozan la tomadura de pelo es absolutamente insoportable y que ese mismo ministro se permita dar lecciones desde su escaño a cualquiera que osa preguntarle, en su legítimo derecho como representante del pueblo, es algo que nos hace pensar de que manera afecta el poder a según que personas.

PEDRO SAURAEl señor Montoro, nefasto ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, tiene una absoluta fijación con el diputado socialista Pedro Saura, a quien en más de una ocasión ha ofendido en el Parlamento, poniendo en duda sus conocimientos de Economía—el profesor Saura fue alumno suyo, que cosas–, pero la semana pasada cruzó todas las líneas rojas del comportamiento parlamentario, atacándole groseramente, descalificándole y aprovechándose de que Saura no podía defenderse, después de su incalificable ataque, puesto que en las preguntas parlamentarias los ministros tienen la última palabra.

A todo esto, claro, la interpelación que Saura le hacía se quedó sin contestar, que era lo que Montoro pretendía, y lo consiguió, con su revuelo, su prepotencia y esa manera de enredar que tiene para no responder a las preguntas y terminar diciendo solamente lo que quiere él, que no es lo que quieren otros, lo que necesita la ciudadanía.

Saura, cuestionó la fuerza moral que el ministro tenía para pedir sacrificio a los españoles cuando él y otros dirigentes de su partido recibían sobres que completaban sus sueldos. Y el ministro la armó, como ya es costumbre en él, pero como ya es costumbre también nos quedamos sin saber si, efectivamente, él también cobró sobres, que es lo que Saura pretendía.

No sabemos si el ministro recibió, o no, alguno —a estas alturas, por desgracia, es lo que menos nos importa—pero si sabemos que no son formas, que la mayoría parlamentaria no da derecho a insultar y ofender al contrincante y que, efectivamente, poca fuerza moral se puede tener para continuar pidiendo sacrificio a los funcionarios, a los trabajadores con míseros sueldos, a los pensionistas, cuando en este país el número de millonarios se ha disparado un 13% en plena crisis– ya son 402.000 –y cuando la riqueza del español medio está un 37% por debajo de la de los ciudadanos de la UE.

Si, que fuerza moral se puede tener cuando se pertenece a un gobierno que nos ha colocado los últimos de la fila en la previsible salida del túnel de la crisis, por detrás de Italia, Grecia y Portugal. España aparece en el puesto 182 de un total de 188 países en vías de recuperación. Sólo por delante de Chipre y Eslovenia. Las cosas son así y el discurso burdamente optimista que nos presenta el señor Montoro, sobre que estamos a la cabeza de no se qué, no cuela. Sencillamente porque los números son los que son, aunque él sea un experto en maquillarlos.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 15-10-2013

ANCLADOS EN 1950

Miércoles, 9 octubre, 2013

La justicia continua escandalizando a la sociedad con sus procesos interminables o resoluciones que asombran como, pongamos por caso, el archivo de parte de la causa contra dos hermanos de la ministra Fátima Báñez y otros cinco empresarios que concursaron para comprar los terrenos de Mercasevilla porque, la jueza Alaya, ha mareado mucho la perdiz.

De vez en vez es bueno releer a quienes dejaron escritos textos que deberíamos convertir en eso que llaman “de cabecera”, para repasar cada noche algunos de ellos porque nos permiten no despegarnos del suelo cuando las cosas marchan bien. Sobre todo, nos obligan a reflexionar sobre la funesta manía que atesora el ser humano de repetir los mismos errores año tras año, década tras década.

AYN RANDMe he encontrado—alguien a quien se lo agradezco me lo hizo llegar– con un texto de Elissa Zinovievna Rosembaum, más conocida en el mundo de las letras por el seudónimo de Ayn Rand. Una filósofa y escritora estadounidense que en 1950 escribía cosas como: “Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra ti; cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada.”

Y nosotros añadimos, condenada y enferma, porque no puede sentirse de otra manera una sociedad, la española, que parece permitir, sin una estruendosa reacción ciudadana, que en nuestra tierra existan más de 11,5 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social, como señaló un informe realizado por la Fundación Foessa para Cáritas. Una institución que tanto está luchando por mitigar la pobreza y que nos dice que en la actualidad, la escasez en España es “más extensa, más intensa y más crónica que nunca”. Quizás porque en toda la UE hay 84 millones de pobres y un 10,7% de ese total están en España…quizás.

JUEZA MERCEDES ALAYADoblemente enferma cuando la justicia continua escandalizando a la sociedad con sus procesos interminables o resoluciones que asombran como, pongamos por caso, el archivo de parte de la causa contra dos hermanos de la ministra Fátima Báñez y otros cinco empresarios que concursaron para comprar los terrenos de Mercasevilla porque, la jueza Alaya, ha mareado tanto la perdiz, que ha dado lugar a que el pasado 30 de septiembre tuviese que declarar que habían prescrito los delitos de maquinación para alterar el precio de las cosas y fraude y exacciones ilegales, aunque no el de prevaricación, que imputó a los empresarios. Y tal y como están las cosas alguien pensará que algo es algo, pero es tan escandaloso que la Fiscalía Anticorrupción ha reaccionado con un duro escrito en el que se censura, por igual, tanto las formas como los tiempos de la magistrado, hasta el punto de que en su documento la Fiscalía hace alusión a una “extraña” dilación en la actuación de la juez.

CASO MALAYAY no es de otra manera que de extraña, como podemos calificar la sentencia del ‘caso Malaya’ que, como al parecer es costumbre en la justicia española, se eternizó en el tiempo pariendo al final cosas como la absolución de 43 acusados de los 95 que se sentaron en el banquillo, aunque dos de ellos lo fueron por fallecimiento y nueve, por la retirada de los cargos por parte de las acusaciones.

Que la resolución final haga una descripción de hechos gravísimos, para quedarse en condenas mínimas, con la absolución de la mitad del banquillo, nos habla de una seria contradicción, aunque al final hemos de aceptar los criterios jurídicos que nos han dejado ciertamente sorprendidos, por no decir otra cosa. Ya ven, estamos en una sociedad en la que textos de 1950 son de rabiosa actualidad.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 8-10-2013

ABARÁN, DERECHO A VOTAR LIBREMENTE

Lunes, 7 octubre, 2013

El representante de IU dijo que “Abarán es un pueblo de borregos” para tras pedir perdón—una forma extraña de hacerlo—asegurar que “los borregos son los votantes del PP”.

La RAE define Democracia como la Doctrina política en favor del sistema de gobierno en que el pueblo ejerce la soberanía mediante la elección libre de sus dirigentes, algo que pareció ponerse en cuestión días pasados en un incidente que tuvo lugar a lo largo de un debate en el Ayuntamiento de Abarán que no quiero dejar pasar, pese al poco eco que ha tenido en los medios de comunicación. Tristemente, nos estamos acostumbrando tanto a las boutades de algunos políticos que ya no damos importancia a cosas que nos deberían hacer meditar un poco, porque nos estamos acostumbrando tanto a la bronca política que la degradación de la propia esencia de la democracia nos pasa desapercibida.

AYUNTAMIENTO ABARANEl hecho en cuestión tuvo lugar durante el último Pleno Extraordinario del consistorio de Abarán donde se trataba de la aprobación de la adscripción del municipio al tercer Plan de Pago a Proveedores. Y el tema; no fácil lo reconocemos, debió irse de la mano a unos y otros porque terminó con el representante de IU, Pablo Rodríguez, diciendo cosas como que “Abarán es un pueblo de borregos”, para tras pedir perdón—una forma extraña de hacerlo ciertamente– asegurar que “los borregos son los votantes del PP”, el alcalde en su salsa ante la oportunidad que se le presentaba de dejar emerger su talante un tanto dominante y los representes del PSOE y UPyD fuera también de la sala como forma de solidaridad con Pablo Rodríguez. Solidaridad difícil de comprender si tenemos en cuenta que el portavoz socialista, José Ignacio Carrillo, reconocía como muy duras las palabras de Rodríguez, aunque las justificase en el tono que utiliza el alcalde para con la oposición en los plenos.

Los que nacimos en nuestro país antes de 1978—año en que se fue aprobada en referéndum la Constitución Española—sabemos muy bien el valor de sentirte ciudadano de primera, y esto solamente se puede conseguir si tienes el derecho a votar, a elegir libremente a tus representantes en los organismos públicos: siempre tendrás la oportunidad de enmendar el error en las siguientes elecciones.

Y tienes derecho, también, a que se respete tu voto, a que no exista ningún político, de ningún partido, que se permita descalificar tu opción política porque no le beneficia, porque no la comparte. Ya está bien de que quienes han de respectar al ciudadano lo descalifiquen en función de sus intereses partidistas. Y esto no es solo de una determinada formación política porque, la señora Mato, la hoy Ministra de Sanidad, ya desbarraba lo suyo en la última campaña electoral descalificando a los andaluces, poniendo en duda su capacidad intelectual y, por lo tanto, su capacidad como ciudadanos.

Pues bien, yo entonces como andaluza, como ciudadana libre de este país, me sentí agredida, experimenté indignación ante el hecho de que alguien pudiese manifestarse tan frívolamente. Ahora siento la misma indignación y la misma sensación de incomprensión hacia ciertas actitudes de algunos políticos que me hacen pensar que deberían dedicarse a otra cosa.

El pueblo de Abarán está en su derecho de votar a quien le parezca y la oposición debería dedicar todo su esfuerzo en demostrar que existen otras opciones más valiosas, pero el camino no es la descalificación; que hay que ser torpe. Desde luego nunca votaríamos a quien no fuese demócrata y las palabras del concejal de IU, hacia los ciudadanos de Abarán, nos hacen dudar de su talante. El mismo de la señora Mato para con los andaluces.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 1-10-2013

A %d blogueros les gusta esto: