PSOE, PSC, RUBALCABA

Miércoles, 19 junio, 2013

 

Algo tendrá que hacer Rubalcaba, porque el PSOE tiene un grave problema con Pere Navarro o, lo que es lo mismo, con el PSC, y es el momento de tomar medidas, por muy traumáticas que sean

Las hemerotecas están atestadas de gracietas, reflexiones de aurora boreal y salidas de pata de banco de algunos políticos españoles—en campaña electoral, ni les cuento–, porque muchos pretenden hablar mucho sin pensar en lo que dicen, sin reflexionar sobre el contenido de sus discurso.

En los últimos tiempos hay un personaje que se lleva la palma en eso de expresar en voz alta sus cuitas o, mejor, su preocupación por mostrar que es alguien al que se ha de escuchar. Que tiene ideas propias y aspira a su reconocimiento como hombre de Estado. Y en esas se encuentra, dejando aquí y allá un rosario de cuentas en forma de pensamientos extraordinarios sobre la política española, catalana y, por el momento, no mundial, que algo es algo.

PERE NAVARRONos estamos refiriendo a Pere Navarro, el líder del PSC—partido de los socialistas catalanes—que lo mismo nos habla de la monarquía un día, del Estado Federal, otro, del derecho a decidir de los catalanes, más tarde, de la necesidad de suprimir los conciertos vasco y navarro…vamos que el hombre no para en su deseo compulsivo de hacerse notar desde que fue elegido en el 2011 para dirigir los destinos del PSC. Como consecuencia de ello figuró como candidato a la Generalidad de Cataluña, en las elecciones al Parlamento de esa autonomía y, aunque parece haberlo olvidado– por como habla, por como presume de conocimientos políticos– hemos de recordarle que obtuvo el 14,6 % de los votos, y 20 escaños, siendo estos los peores resultados de la historia del PSC en unas elecciones autonómicas. Vamos, que no fue como para tirar cohetes, que su figura política no estimulo al electorado. Tan perdido se quedó el buen hombre que desde entonces, un día si y otro también, el ciudadano se desayuna con las declaraciones del inefable Pere que, en busca de un camino que le lleva a un liderazgo claro en su formación política—las cosas en Cataluña no le van como esperaba–, pone en cuestión incluso al PSOE, su partido matriz, haciéndole un flaco favor al mismo con sus intemperancias verbales.

FERNANDEZ VARAHace unos días, el secretario general del PSOE extremeño, Fernández Vara—un hombre que de natural no acostumbra decir tonterías—manifestó, al respecto, que el Partido Socialista ha de tomar, ya, decisiones sobre el PSC y que, quizás, lo que se tendría que hacer es romper, de una vez por todas, con esa formación y presentarse con las siglas PSOE a las elecciones en Cataluña. Y algo tendrá que hacer Rubalcaba porque el PSOE tiene un grave problema con Pere Navarro, o lo que es lo mismo, con el PSC y es el momento de tomar medidas, por muy traumáticas que sean. Los ciudadanos esperan de sus políticos que sepan decidir sobre todo si, como en este caso, estamos hablando de un partido—el PSC– que abrió un debate interno sobre la posibilidad de explorar fórmulas de colaboración con otras fuerzas políticas de izquierdas. Incluso el portavoz de la formación, Jaume Collboni, daba a entender días pasados que se estaba planteando la posibilidad de formar coalición con los verdes de ICV para las elecciones europeas, en lugar de acudir con el PSOE, como es habitual.

RUBALCABAEn los últimos tiempos el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha estado tan entretenido acordando con el Gobierno un pacto de cara al próximo Consejo de Europa—dejar fuera al resto de formaciones políticas no habla muy bien del mismo– que parece estar olvidando arreglar los desajustes de su casa que, en el caso del PSC, son muchos. Las boutades de Pere Navarro no pueden continuar siendo contestadas, tibiamente, por Oscar López. Se necesita algo más contundente y eso ha de hacerlo Rubalcaba, o Pere Navarro proseguirá haciendo mucho daño al PSOE.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 18-6-2013

A %d blogueros les gusta esto: