VOCEROS, PORTAVOCES Y PROPAGANDA

Martes, 30 abril, 2013

Desde aquel lejano 1995 en que el PP ganó por primera vez las elecciones en la Comunidad han pasado dieciocho años. Tiempo más que suficiente para que algo de lo ocurrido sea responsabilidad del Gobierno popular. Y no del PSOE

Goebbels llamó “Principio de Orquestación” a una de sus teorías sobre comunicación. Una máxima que viene a decir que “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. Ya saben, eso que hemos oído muchas veces de que “si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”. Aunque les aseguro que continúa siendo una mentira.

LAURA MUÑOZSí, a Goebbels se le adjudican todas las maldades relacionadas con la comunicación, o mejor manipulación de la información. El escribió un decálogo y sus aprendices parecen tenerlo como texto de cabecera para poder confundir al ciudadano; no siempre lo consiguen, pero lo intentan. Y en eso parece estar la portavoz del PP en la Región de Murcia, Laura Muñoz, a la que alguien debería decirle que la desmesura, el exceso de maquillaje de nuestras acciones puede hacernos caer en el ridículo.

Y ridículo, por pretencioso, es el lenguaje utilizado hace unos días para referirse a la petición del Secretario General del PSRM, Rafael González Tovar, quien criticaba el Real Decreto 16/2012 aprobado hace un año que, según el y otros muchos, “viene a romper el sistema sanitario público tal como se ha configurado en los últimos 27 años” porque, “significa un ataque frontal a su universalidad, equidad, igualdad y gratuidad”.

GONZÁLEZ TOVARPues bien, a estas declaraciones enmarcadas dentro de lo que se espera de un partido en la oposición, entre otras cosas porque es lo que piensa mucha gente, Laura Muñoz, la portavoz del PP—cuando aprenderá a respetar la labor de la oposición– se descuelga con un lenguaje un tanto intimidatorio tachando las declaraciones de González Tovar de “vulgares, inadmisibles, mediocres…” y diciendo cosas como que “el PP regional no va a tolerar esta política que en nada ayuda a Murcia pero tanto veneno vierte, y cuyo único objetivo es encontrar en el populismo un apoyo ciudadano que el PSRM no logra en las urnas, de forma seria y democrática”, para finalizar culpando, como no, al pregonero o, lo que es igual, al pasado socialista de todos los males que acechan a la Sanidad Pública murciana, aunque según ella en esta Región se continua manteniendo el estado del bienestar y una Sanidad de calidad.

La señora Muñoz, al parecer, ignora que por la Ley 2/1990, de 5 de abril, se creaba el Servicio de Salud de la Región de Murcia y finalmente, la Comunidad Autónoma asumía las competencias en materia de sanidad por el Real Decreto 1474/2001, de 27 de diciembre, sobre traspaso a esta Comunidad Autónoma de las funciones y servicios del Instituto Nacional de la Salud, con efecto desde el 1 de enero de 2002.

Sí hace más de once años que la responsabilidad del funcionamiento de la Sanidad Publica en la Región corresponde al Gobierno Regional. Como otras responsabilidades desde aquel lejano 1995 en que el PP gana por primera vez las elecciones en la Comunidad Autónoma porque, aunque no lo parezca por la nula asunción de responsabilidades que sus portavoces asumen, el PP lleva gobernando esta tierra dieciocho años. Tiempo más que suficiente para que algo de lo ocurrido sea responsabilidad del mismo. Pero escuchando a sus voceros el personal tiene la sensación de que ellos pasan por el ejercicio del gobierno sin romperlo ni mancharlo; o lo pretenden con su machacón y ya cansino argumentario.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 30-4-2013

LA TRANSMUTACIÓN DEL SEÑOR GALLARDON

Martes, 23 abril, 2013

En cualquier otro país europeo un Ministro no podría presentar un proyecto de Ley en el que tuviese intereses que beneficiasen a su familia y, al parecer, la nuera del señor Gallardón, pertenece al cuerpo de Registradores de la Propiedad, como el señor Rajoy y dos de sus hermanos.

GALLARDONEl Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, no deja de sorprendernos al pasar, casi sin solución de continuidad, de ser la voz más progresista de su partido, cuando él no pertenecía al Gobierno—muchos electores de izquierdas no dudaban en proclamar que lo votarían en unas elecciones, sin esfuerzo—al miembro más conservador de la bancada azul. Y nosotros no pensamos que el ser Ministro de Justicia le haya trastornado hasta el extremo de hacerle distinto, ni mucho menos. Estamos seguros de que siempre pensó igual, de que siempre comulgo con una derecha un tanto reaccionaria y de que ahora es cuando se siente cómodo, cuando no tiene que disimular y demostrar al mundo mundial que era un señor equivocado en un partido, para él, equivocado.

Y es fácil llegar a esta conclusión porque solamente con analizar sus decisiones sobre la justicia–decisiones que, curiosamente, siempre están encaminadas a perjudicar a los no poderosos—nos damos cuenta de que nos tenia engañados a todos. Bueno, a todos no, porque estamos seguros de que Rajoy, cuando pensó en él para una cartera tan delicada en los tiempos que corren sabia muy bien lo que hacia, porque quizás lo vio como la persona ideal para darle la vuelta como un calcetín a un Registro Civil que siempre tuvo carácter de Registro público y gratuito desde aquel lejano año de su creación, en 1870. Pero como ustedes saben, su proyecto de Ley sobre el mismo pretende privatizarlo y que sean los Registradores de la Propiedad los que lleven el Registro Civil—habría que decirle que Rajoy ya está muy contento con él, que no tiene que dar más pruebas de su lealtad al jefe–, lo que significaría que el ciudadano, tendría que pagar como mínimo entre 20 y 30 euros por, entre otras cosas, las partidas de nacimiento, de matrimonio, de defunción, por ejemplo.

En cualquier otro país europeo, sin ir más lejos, un Ministro no podría presentar un proyecto de Ley en el que tuviese intereses directos, por ejemplo que beneficiase a su familia y, al parecer, la nuera del señor Gallardón, mira por donde, pertenece al ilustre cuerpo de Registradores de la Propiedad, como el señor Rajoy y dos de sus hermanos que, aunque solamente fuese por esto, el Presidente del Gobierno debería oponerse a tamaño atropello al Estado. Porque de eso se trata cuando las aplicaciones informáticas del Registro Civil costaron al erario público, a todos los españoles para ser más exactos, unos 130 millones de euros y con este proyecto se pretende ponerlo a disposición de los Registradores de la Propiedad, de manera gratuita.

Mientras que en el resto de Europa los Registradores de la Propiedad son asalariados del Estado, aquí en España, donde el número de Registradores no llega a los ochocientos, prestan un servicio público en régimen de monopolio y perciben sus retribuciones directamente de los usuarios privados o públicos, retribuciones que suponen un beneficio industrial del 60% de sus registros. Bueno pues, por si les parece poco, con la pretendida asunción del Registro Civil las ganancias estimadas a repartir entre los ochocientos registradores se acercarían a los 180 millones de euros al año.

En una democracia lo de promulgar a beneficio de uno mismo no puede convertirse en costumbre, como al parecer está ocurriendo, porque la legislación hipotecaria que aprobó el mismo Mariano Rajoy siendo Ministro de Administraciones Públicas del Gobierno de Aznar, legitimó la posibilidad de que un Diputado o un Ministro pueda seguir siendo titular del Registro de la Propiedad teniendo a un compañero que le “lleva” el Registro mientras él está en la cosa pública y, tal y como denuncia la Asociación de Usuarios de Registros, Rajoy mantiene la plaza como registrador en Santa Pola, que le ha procurado unos 20 millones de euros. Pues eso…

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 23-4-2013

A VUELTAS CON LA SALUD

Martes, 16 abril, 2013

Es de difícil comprensión que unas instalaciones, las del nuevo hospital de Los Arcos, que cuenta con más de 70.000 metros cuadrados no ponga en marcha la unidad psiquiátrica cuando en la zona del Mar Menor no tienen ni  un centro de salud mental.

HOSPITAL DE LOS ARCOSAl hilo del contenido del artículo anterior sobre la sanidad publica murciana, publicado en esta misma sección la pasada semana, nos han llegado otras informaciones sobre este tema y, si en aquella ocasión manifestábamos nuestro asombro e indignación por la gestión que el Servicio Murciano de Salud había hecho del aneurisma cerebral que ha llevado al coma a Juana Vidal, hoy las palabras casi dejan de tener sentido porque ese articulo nos ha permitido descubrir la realidad de otras áreas de salud que no salen a la luz pero que dan la dimensión de una comunidad muy alejada de alcanzar los estadios mínimamente exigibles en un campo tan sensible como el de la sanidad. Como por ejemplo todo lo relacionado con la salud mental que, por los datos que tenemos, no llega a los parámetros exigibles en una sociedad medianamente desarrollada.

Desde Mazarrón hasta San Pedro del Pinatar, sólo existe un centro de salud mental, situado en Cartagena. Es decir que para las Áreas de Salud dos y ocho—la Región se divide en nueve áreas—que cuentan con más de quinientos mil habitantes distribuidos por el Campo de Cartagena, Cartagena ciudad, Torre Pacheco, San Javier, San Pedro del Pinatar, Los Alcázares y Mazarrón, se cuenta con un único centro de salud mental, y una sola unidad de psiquiatría de ingresos agudos, en Cartagena.

En los últimos tiempos, entre el Mar Menor y Cartagena, se han inaugurado dos grandes Hospitales; uno de ellos en el Mar Menor, pero miren por donde ninguno cuenta con servicio de psiquiatría. Problema que se agudiza en el referido Mar Menor porque es un área donde, en este campo, no tienen ni un centro de salud mental.

HOSPITAL DE LOS ARCOS IICiertamente es de difícil comprensión que unas instalaciones; las del nuevo Hospital de los Arcos, que cuenta con más de 70.000 metros cuadrados no ponga en marcha la unidad psiquiátrica. Se nos dice que es una unidad cara así es que nos tememos que, por mucho tiempo, continuará cerrada a cal y canto. Como al parecer se encuentran las listas de espera en esa misma área de salud. Listas que se han visto multiplicadas por cinco en el último año, y se han doblado en el caso del acceso a la primera consulta del especialista, tal y como ponen de relieve los datos hechos públicos por el Servicio Murciano de Salud, que reflejan que el área sanitaria de Cartagena registra mayor número de pacientes que superan los tiempos máximos de espera para intervenciones quirúrgicas que la media regional.

Denuncia que hace Teresa Rosique, diputada socialista en la Asamblea Regional, que considera que estos aumentos en las listas de espera son “consecuencia directa de los recortes en Sanidad”. Como lo es también lo expuesto por IU-Verdes que pone al descubierto que el Gobierno Regional ha suprimido las ayudas a pacientes sometidos a tratamiento de oxigenoterapia domiciliaria con controlador porque, al parecer, se producen excesivos gastos de electricidad con esta terapia.

Pero esta necesidad de supresión de tratamiento, que afecta de manera especial a jubilados, los responsables de Sanidad en la Región deberían explicarlo mejor porque es difícilmente entendible que se suspenda este tratamiento cuando, según denuncia el responsable de Sanidad de IU-Verdes, Francisco Muñoz, la ayuda prestada a los enfermos era de 14,60 euros al mes y éstos tienen que usar un equipo conectado a la red eléctrica durante unas 16 horas al día.

Nos parece una decisión desproporcionada para tampoco rédito. La administración, en su furor ahorrativo, se está convirtiendo en alguien que “entiende el precio de todo y el valor de nada”, como dejó dicho Oscar Wilde.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 16-4-2013

PELIGROSAS LISTAS DE ESPERA

Miércoles, 10 abril, 2013

Los recortes en Sanidad se pueden hacer con estruendo—Cataluña, Madrid, Valencia—o sin hacer ruido, un tanto sibilinamente como, por ejemplo Murcia donde, entre otras cosas, se está jubilando a los médicos de los ambulatorios a los que ya se les había concedido prorroga.

Que el llamado “estado del bienestar” –pensiones, sanidad, educación y dependencia—se nos está marchando por los desagües de esta Europa desconocida es una realidad que no admite discusión, pero este reconocimiento a la finalización de todo lo que hace que los seres humanos se igualen no impide que nos siga inquietando lo que acontece a nuestro alrededor, sobre todo si ese alrededor nuestro nos habla de que una mujer entró en coma en nuestra Región por no ser operada a tiempo.

VIRGEN DE LA ARRIXACAEste es el caso de Juana Vidal, una ciudadana murciana que denunció públicamente su situación hace unos meses y que ahora se encuentra ingresada en el hospital Virgen de la Arrixaca, en coma y en estado muy grave, tras haber sido intervenida, ahora sí, de urgencia, cuando le fue diagnosticado un aneurisma cerebral en febrero de 2012. Es decir, llevaba esperando a ser intervenida casi catorce meses. Un tiempo excesivo para cualquier enfermedad y que, en este caso, se antoja, sencillamente incomprensible, al tratarse de un aneurisma en una mujer con antecedentes familiares ya que una hermana suya murió con 39 años de la misma afección. Una afección que ofrece los siguientes datos: el 40% de las personas a las que se les rompe un aneurisma, no sobreviven las primeras 24 horas y hasta un 25 % adicional mueren en los primeros seis meses debido a complicaciones, si no es intervenido. Está claro que la operación de Juana no se hizo en el tiempo aconsejado y sí ahora cuando, al parecer, es irreversible.

MARIA ANGELES PALACIOSLa consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, ha salido a la palestra para informarnos de la apertura de una investigación interna en el Servicio Murciano de Salud para conocer con detalle la asistencia que ha recibido la paciente Ana Vidal, intervenida de urgencia en la Arrixaca. Pero ciertamente no hay que investigar mucho, no hay que ser Sherlock Holmes para deducir que la asistencia que esa enferma ha recibido es manifiestamente mejorable porque es difícilmente comprensible que con un detectado aneurisma cerebral se pasara en lista de espera más de 150 días.

La señora Palacios, ya puesta a justificar, dijo algo así como que “se trata de un caso muy complejo, ya que el servicio debe priorizar y valorar las circunstancias de la paciente y su estado para intervenir, y así se hizo”. Pues no, no se hizo así, se ha hecho tarde, con las consecuencias que conocemos, y tomar al ciudadano por tonto nunca fue aconsejable, aunque los políticos tiendan a ello.

Los recortes en Sanidad se pueden hacer con estruendo—Cataluña, Madrid, Valencia—o sin hacer ruido, un tanto sibilinamente como, por ejemplo Murcia donde, entre otras cosas, se está jubilando a los médicos de los ambulatorios a los que ya se les había concedido prorroga para que esto no ocurriese, anulándoles dicha prorroga y a los que se les sustituye con interinos. Tan interinos que cada semana el enfermo se encuentra con una cara nueva a la que hay que relatarle, de nuevo también, los males que le aquejan y claro, como el médico que le atiende se siente de paso, no esta concernido por sus problemas porque no le conoce, y seguramente no volverá a verle más, procura mandarle pocas pruebas que le puedan poner en un aprieto, teniendo en cuenta que ahora, al parecer, están mejor vistos los médicos que dan poco trabajo y, sobre todo, ocasionan pocos gastos.

Por cierto, ayer, LA OPINION, publicaba una noticia sobre la situación de la Radiología en la Región. Aconsejamos a la responsable de Sanidad que se lea la información. Es ilustrativa de cómo se encuentra la Sanidad pública aquí, a consecuencia de unos recortes que no se anuncian, pero se ejecutan.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 9-4-2013

ALGO ESTAREMOS HACIENDO MAL

Martes, 2 abril, 2013

América Latina, Asia, Sudáfrica, Rusia, India, China, países que avanzan, que están superando, que han superado la crisis económica porque se han dejado de fundamentalismos. Y Europa aquí, liderados por una señora a la que solo le importan sus próximas elecciones y la usura de sus bancos.

BRICSQuédense con este nombre, BRICS. Un acrónimo que engloba a Brasil, Rusia, India y China y que aunque existe desde hace un tiempo es, a partir de ahora, cuando lo oiremos más porque es ahora, la semana pasada exactamente, cuando los líderes de las grandes economías emergentes celebraron en la ciudad sudafricana de Durban una cumbre en la que, como en otras ocasiones, trataron de las relaciones comerciales y políticas entre esas economías del mundo que más rápido crecen, a pesar de la crisis internacional. Pero, en esta ocasión, han tratado también de la creación de un banco destinado a financiar proyectos de desarrollo y que sirva para reforzar la estabilidad financiera de esos países, incluido Sudáfrica, hartos quizás del desdén con el que, a veces, les trató Europa.

Al leer la información de esta cumbre, la fuerza con la que aparecían en la foto los lideres que sustentan este grupo, las esperanzas que todos ellos han puesto en este proyecto, no pude por menos de acordarme de cuando nuestro país firmo el Acta de Adhesión de España a las Comunidades Europeas. Firma que tuvo lugar en Madrid, el 12 de junio de 1985 en el marco del Salón de Columnas del Palacio Real.

Aquella Europa caminaba de la mano de hombres como Helmut Khol en Alemania y François Mitterrand en Francia, a los que se incorporó un Felipe González que, desde el primer momento mostró, como ellos, su confianza, su entusiasmo, por la construcción de una Europa unida.

ANGELA MARKELAhora vemos la representación de las cumbres de esta UE que se nos muere y las imágenes que nos devuelven no resisten la más mínima comparación. Pobre Europa, fané y descangayada y con unos supuestos líderes incapaces de enfrentarse a Merkel, a Alemania—qué fiasco Hollande—en ese afán suyo de dominar todo, de decidir todo. Unos deseos de dominación que siempre les han caracterizado.

No lo pueden evitar, lo llevan en los genes. Si en 1914 ponen en marcha sus deseos de crear un gran imperio con la invasión de Serbia primero y más tarde—como les coge de camino siempre lo hacen– de Bélgica y Luxemburgo y ya puestos Francia; provocando con ello la primera Guerra Mundial, pasados 21 años organizaron la segunda con la invasión de Polonia y, otra vez Bélgica y Holanda y otra vez también Francia.

Ese ansiado imperio alemán no fue posible por la unión de algunos países, especialmente de Inglaterra y EE.UU, que dijeron no a ese desatino. Pues bien, hoy también hay que decir no, porque también es un desatino lo que está ocurriendo, porque también es un intento por parte de Alemania de dominación de esta Europa desconcertada y sin saber que hacer, sin el Churchill de turno que diga hasta aquí hemos llegado. Sí, hoy no son los tanques de Hitler, hoy son los bancos de la señora Merkel los que intentan someter a sus intereses económicos y electorales esta parte del mundo ante la mirada atónita del resto y la incapacidad para reaccionar de unos gobernantes– no me atrevo a llamarles líderes– que no dan la talla.

BRICS: América Latina, Asia, Sudáfrica, Rusia, India, China, países que avanzan, que están superando, que han superado la crisis económica porque se han dejado de fundamentalismos. Y Europa aquí, liderados por una señora a la que solo le importan sus próximas elecciones y la usura de sus bancos.

[Por cierto, España es el país de la UE con el más alto índice de desempleados. Es el país donde más bajaron los sueldos en el 2012: algo estaremos haciendo mal.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 2-4-2013

A %d blogueros les gusta esto: