LOS RECORTES Y ONDA REGIONAL

Miércoles, 19 diciembre, 2012

La cuarta parte de los periodistas españoles ha perdido su empleo o ha visto reducido su salario en los últimos años. Y a esto también están dispuestos los trabajadores de ONDA REGIONAL, de la Región de Murcia.

El Informe Anual de la Profesión Periodística 2011 pone de relieve que aunque el ciudadano cada vez dedica más tiempo a informarse por distintos cauces, el 62,9% de los periodistas encuestados denuncia que el principal problema de la profesión es la precariedad. Este estudio refleja que, desde 2005, el paro entre periodistas ha aumentado en 6.799 personas. De ellas, el 44% perdieron su empleo en el último ejercicio. Madrid, Andalucía y Cataluña son las Comunidades Autónomas que presentan una mayor tasa de desempleo.

ONDA REGIONAL MURCIASí, la cuarta parte de los periodistas españoles ha perdido su empleo o ha visto reducido su salario en los últimos años. Y a esto también están dispuestos los trabajadores de ONDA REGIONAL, de la Región de Murcia. Decididos a bajarse los sueldos, a que una parte de la plantilla de esa emisora pueda sufrir suspensiones temporales de empleo, a llegar a todo tipo de acuerdo para que los despidos que se intuyen no se ejecuten.

La Radio Televisión Pública Murciana está sometida a unos vaivenes insoportables. La ola de la 7RM se está llevando por delante también a Onda Regional y de igual manera se llevó ya al director general del ente público Radiotelevisión de la Región de la Región de Murcia, José Daniel Martín, que ha abandonado su cargo, seguramente harto ya de estar harto, porque aunque asegura que su marcha está justificada en su deseo de recuperar su actividad profesional como inspector de trabajo y dedicarse más a su familia, lo cierto es que no ha debido de sentirse muy cómodo con la fluctuación de competencias que este organismo está viviendo.

José Daniel Martín es un hombres discreto, alejado de las tentaciones personalistas y se va como es él, sin ruido, diciéndonos eso que se espera de los gestores leales: que asume todas las decisiones que ha tomado el Gobierno Regional en lo que respecta al Ente, que no hay divergencias, que se ha sentido en todo momento respaldado y que los despidos que tenía que aplicar en Onda Regional no son la causa de su adiós.

El no lo dirá nunca, pero nosotros somos libres para pensar que es muy difícil que se sienta cómodo en la situación en la que el Gobierno Regional, con sus ajustes, ha dejado a RTRM porque, si ya fue duro acometer la rescisión del contrato con GTM dejando con ello también en la calle a muchos trabajadores, no es menos difícil asumir que hay que continuar remando en esa dirección de eliminar puestos de trabajo—al parecer cerca de treinta—de una plantilla, la de Onda Regional, dispuesta a llegar a cualquier tipo de sacrificio en forma de acuerdo. Unas intenciones de las que, al parecer, se hacen oídos sordos en la Consejería de Economía y Hacienda de quien, a partir de ahora, dependerá la radio televisión pública de la Región.

BERNAL CONSEJERO ECONOMIA Y HACIENDASeñor consejero de Economía y Hacienda: existen muchas empresas multimedia que buscan la sinergia entre sus medios para hacer posible una mayor rentabilidad del esfuerzo colectivo y nosotros nos preguntamos si nos es posible; que lo es, que los trabajadores de Onda Regional produzcan también para 7RM—tendrán que contratar personal– evitando con ello el despido de los mismos. Escuche sus propuestas porque están lejos de ser descabelladas. Pierda un minuto de su tiempo y seguramente encontrará motivos para no dejar en la calle a más trabajadores.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 18-12.2012

A WERT NI EL SUPREMO LE PARA

Miércoles, 12 diciembre, 2012

Lo que se pretende es que no se hable del tinte claramente conservador de esta Ley que nos hace retrotraernos a otros tiempos, cuando no nos educaban en valores cívicos y constitucionales.WERT

La controvertida figura del ministro Wert, ese que se crece como los toros bravos ante el castigo, según cuenta, está consiguiendo que el anteproyecto que ha presentado y al que llama Ley Orgánica para la mejora de la Calidad Educativa, LOMCE, se quede en lo del enfrentamiento entre el catalán y el castellano cuando es casi lo menos importante porque, se pongan como se pongan los catalanes, su idioma está perfectamente protegido con la nueva ley ya que no puede parecer mal que se señale que las administraciones deberán garantizar que ambas lenguas cooficiales sean ofrecidas en “proporciones equilibradas en el número de horas lectivas”.

Pero lo mismo que el mantra de la independencia llevó a la campaña electoral de Cataluña a obviar lo sustancial—el déficit de la comunidad, el paro y demás menudencias–, esta discusión de si son galgos o podencos, de si se agrede las lenguas distintas del castellano o no, nos lleva a evitar lo realmente importante de esta Ley: la imposición de una gran carga ideológica de signo conservador.

Quizás es lo que ha pretendido el inefable ministro Wert, que no se hable de que se presenta una Ley sin la adecuada documentación que explicite los principios que la inspiran, que al final es la madre del cordero de todo lo que nos ofrece, empezando por el ninguneo al que en esta Ley se somete a los profesores, las asociaciones de padres de alumnos y los estudiantes, saltándose a la torera el Artículo 27. 7 de la Constitución Española que nos habla de que los profesores, los padres y, en su caso los alumnos, intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos. Algo en vías de extinción en este proyecto de Ley porque la LOMCE atenúa en gran manera el control democrático de la gestión de los centros al otorgar todo el poder al director que dejará de ser elegido de la manera en la que se hace ahora, al intervenir en su selección de forma más directa la Administración.

Sí, posiblemente lo que se pretende es que no se hable del tinte claramente conservador de esta Ley que nos hace retrotraernos a otros tiempos, cuando no nos educaban en valores cívicos y constitucionales a través de la asignatura Educación para la Ciudadanía, que ahora desaparece, mientras que emerge, como hace treinta años, la importancia de la enseñanza de la religión que ahora pasa a ser evaluable y su calificación tiene valor académico, saltándose a la torera también el Artículo 16,3 de la Constitución Española que establece el principio de la aconfesionalidad del Estado al declarar que “ ninguna confesión tendrá carácter estatal”.

Pero el señor Wert no solo menosprecia algunos artículos de la constitución, también hace caso omiso a las sentencias del Tribunal Supremo, porque hemos de recordar que el pasado mes de agosto el alto tribunal ponía de manifiesto en dos sentencias la obligación de las administraciones educativas de regular “la admisión de alumnos en centros públicos, privados y concertados de tal forma que se garantice que en ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.Pues bien, en contra de la sentencia del TS la nueva reforma educativa “garantiza la financiación pública a los centros privados que separan al alumnado por sexos y ofrece una educación distinta para hombres y mujeres”.

Nos preguntamos con que fuerza moral un Gobierno puede exigir a sus ciudadanos que cumplan las sentencias judiciales cuando el incumple las que le afecta.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 11-12-2012

CORVERA, SAN JAVIER Y VIVA EL RUMBO

Miércoles, 5 diciembre, 2012

El consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, Antonio Sevilla, continúa con su extremada prudencia a la hora de hablar de cualquier tema de su departamento e insiste en que la fecha exacta de la puesta en marcha del aeropuerto es de AENA.

AEROPUERTO DE CORVERAEscribíamos en esta misma sección, no hace mucho, que lo del aeropuerto de Corvera parecía estar convirtiéndose en un misterio.

Pasa el tiempo y nada hay que nos haga pensar lo contrario. Es decir, el enigma continúa. No hay fecha de inauguración del mismo—el espejo del aeropuerto de Castellón inaugurado y sin función alguna quizás obligue a ser cautos—y continuamos oyendo eso de que “comenzará a operar muy pronto», en cuestión de «muy pocos meses», que la infraestructura «está ya terminada».

Si, todo está finalizado, pero no atisbamos que el dichoso aeropuerto pueda ser puesto en funcionamiento de manera inminente pese a que, poquito a poquito, nos vamos enterando de que los inconvenientes que van surgiendo se están solucionando, al parecer.

Y no hablamos de naderías, nos referimos, nada más y nada menos, que al pasillo aéreo que el ministerio de Defensa quería dejar al mencionado aeropuerto y que obligaría a los aviones a volar tan bajo que sería casi impracticable hacerlo. Bueno pues al parecer, se han hecho los necesarios ajustes y el espacio aéreo del aeropuerto de Corvera ya cuenta con todos los permisos de los técnicos de los ministerios de Defensa y Fomento, a la espera de la reunión, que se anuncia para el próximo martes, de la Comisión Interministerial Fomento-Defensa.

Se confía en que, de esa reunión, salga la aprobación definitiva al pasillo aéreo del nuevo aeropuerto que haga compatibles los tráficos civil y militar, porque no podemos olvidar que la ubicación del aeropuerto de Corvera tiene un grave inconveniente y es que, como recordamos en otra ocasión, en la misma área de acción aérea de Corvera, aparte de la base de San Javier, se encuentran las prácticas asignadas a la base paracaidista de Alcantarilla y el aeródromo militar de Los Llanos, en Albacete, por lo que los promotores del aeropuerto de Corvera no ven muy claro eso de volar comercialmente por el pasillo aéreo que ofrecía en un principio Defensa: se les obligaría a volar a tan poca altura que la orografía, a veces, podría impedir a los aviones recibir las señales que deben guiarles en el aterrizaje y el despegue.

A todo esto el consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, Antonio Sevilla, que continúa con su extremada prudencia a la hora de hablar de cualquier tema de su departamento, insiste en que la fecha exacta de la puesta en marcha del aeropuerto es de AENA, que ellos son los competentes en la materia y que toca esperar. Esto no lo dice el, lo decimos nosotros ligeramente moscas con este aeropuerto.

AEROPUERTO SAN JAVIERPues aunque les parezca extraño, en el aeropuerto de San Javier las labores de ampliación y modernización se han continuado realizando como si sobre el mismo no pendiese la espada de Damocles del cierre de su actividad como aeropuerto civil, hasta el punto de que al parecer son setenta millones de euros los que se han gastado en la ampliación de la terminal de pasajeros, la renovación del sistema de inspección de equipajes y la reforma de la plataforma de aviones, entre otras cosas: como una nueva cafetería.

Que se hagan obras de ampliación en el aeropuerto de San Javier cuando, nos dicen, solo restan unos meses para que su actividad cese y se traslade todo el tráfico de pasajeros al nuevo aeropuerto de Corvera nos habla de un despilfarro impropio de los tiempos que corren.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 4-12-2012

A %d blogueros les gusta esto: