ASCENSIÓN MARTIN. MAGISTRADA DE LA SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA REGIÓN DE MURCIA. PROFESORA DE LA UMU

UNA VIDA EN LOS JUZGADOS

img001Siempre dije que de no ser Periodista me hubiese gustado dedicarme al Derecho, y dentro del mismo tengo una admiración especial hacia los jueces, aunque no todos me gusten. Pero tampoco me gustan todos los periodistas y no por ello deja de gustarme mi profesión. Pero ella no se encuentra entre esos jueces que me desconciertan. Ella no, porque ejerce su profesión con una ilusión que el tiempo no ha mitigado, que se pone de manifiesto en la charla que mantenemos en su despacho donde en una de las estanterías vemos una foto en la que aparece con sus compañeros de Jueces para la Democracia en 1990 y donde figura el desaparecido Francisco Martínez, el que fue primer Presidente del TSJ de la Región de Murcia. Al lado del mismo, una jovencísima Ascensión que continua ejerciendo su profesión con las mismas ganas de ser justa, porque no entiende otra manera de hacerlo.

 

Y es que, desde que nació, su camino pareció estar predestinado a ese noble cometido porque, sus primeros recuerdos, están asociados al ir y venir de un juzgado: “Mi padre era el juez en Cuevas del Almanzora y vivíamos en el primer piso de un juzgado y yo bajaba y veía la Guardia Civil en la puerta. Ellos formaban parte de mi vida cotidiana”. Un lugar, los juzgados, que convirtió también en natural para su hija porque cuando estaba de guardia, ya en su calidad de juez, se la llevaba en un cestito al juzgado y es que, a las mujeres, siempre nos costó conseguir las cosas un poco más. Y le apunto que quizás por ello se buscó un abogado como marido para que pudiese entender más fácilmente su profesión—está casada con el prestigioso letrado cartagenero Luis Ruipérez–, y se ríe a carcajadas, ella lo hace mucho porque tiene la virtud de transmitir naturalidad, para apuntarnos que tiene que darle las gracias porque siempre le apoyó mucho: “No todos lo hubiesen entendido. Luis, como tenia sus clientes en Cartagena, no podía seguirme: yo me he recorrido toda la región como juez y siempre con los niños a rastras”.

Le oímos hablar de sus hijos, de su marido y cada vez sentimos más admiración por una mujer que ha hecho posible aunar todo, incluso estudiar en una Universidad como la Sorbona: “Estudie la carrera de derecho en Murcia y mi padre decidió que mi hermano y yo hiciésemos un curso en La Sorbona. Llegamos en el 70 y vivimos los rescoldos del mayo del 68”. Y nos cuenta la sensación extraña que supuso para ella descubrir una sociedad que no imaginaba. Definitivamente, nos dice con guasa, no estaba preparada para llegar de Murcia a ese mundo que le fascinó.

Encima de su mesa aparece un pequeño crucifijo, regalo de su padre cuando ella juro su cargo como magistrada, que le ha acompañado en su carrera judicial. Una carrera marcada por su sensibilidad hacia los derechos de la infancia que le llevó a ser, en 1991, la primera juez de menores de la Región de Murcia.

Relatándonos su experiencia creo que ha sido la única vez a lo largo de la charla que se ha puesto seria. Y es que nos reconoce que ha sido la época que más le ha marcado profesionalmente porque estuvo desde el año 91 hasta el 2005 con casos tan especiales, tan conflictivos, como el del chico de la Catana. Un asunto, nos confiesa, extremadamente duro:”Algo haríamos bien cuando al parecer se ha reinsertado. No ha vuelto a cometer ningún delito”.

Se queda pensando, y respetamos su silencio. Nos mira y con una sonrisa, nunca la pierde, nos reconoce que aquello le marcó así es que después de una etapa muy dura, nos dice, pensó que era el momento de dejar menores. Y sí, dejó atrás todo eso para dedicarse a lo contencioso administrativo—es la sala de las demandas de los ciudadanos contra la administración, contra el Estado–, reconociéndonos que hay muchos asuntos de este tipo, pero como siempre busca la parte positiva de las cosas nos dice que eso demuestra que la gente tiene confianza en la justicia y sabe que será oída.

Habla con entusiasmo de la defensa de los ciudadanos y seguramente ese entusiasmo le llevó a Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá y Colombia, enviada por el Área de Internacional del Consejo General del Poder Judicial, a transmitir el contenido de la Ley del menor que salió de la Convención de los Derechos del Niño. Una experiencia que le enriqueció profesional y personalmente.

Y aunque antes nos dijo que quería salir huyendo de todo eso, lo cierto es que en la UMU imparte la asignatura Derecho Penal de Menores y es que, nos dice, sigue enganchada en un tema que le apasiona. Una pasión que también pone en su vida privada haciendo senderismo, practicando la jardinería, paseando con sus dos nietos y viajando.

Por los ventanales entra la luz a raudales y los árboles parecen hacerle compañía. Le gusta el sitio y un trabajo que no siempre es comprendido por los ciudadanos. Unos ciudadanos que, a veces, no pueden entender como para un mismo tema—legalización de Bildu por ejemplo—pueden haber dos resoluciones distintas de dos tribunales diferentes: Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional. Y sí, nos acepta que es difícil de explicarlo pero ella lo intenta con nosotros, pero como es largo de exponer aquí lo dejaremos en que, como no ha leído la sentencia no puede opinar al respecto: “Pero creo en la independencia del poder judicial porque, aunque todos los ciudadanos vemos los hechos de distinta manera, y los jueces no somos una excepción, a la hora de dictar una sentencia prima el aplicar la Ley”.

La escuchamos defender el comportamiento de la judicatura y definitivamente no nos la imaginamos haciendo otra cosa. Algo normal, por otra parte, en quien dio sus primeros pasos en un juzgado, entre legajos, y para quien la Guardia Civil que lo custodiaba parecía formar parte de la familia.

Publicado en La Opinión, de Murcia, el 2-6-2011
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: